Son numerosos y representan una gran variedad de especies, tanto reales como imaginarias, como orcas, serpientes bicéfalas, llamas y extraños.


Aunque la arqueología se ocupa de arrojar luz sobre el pasado, lleva mucho tiempo utilizando tecnología punta para lograr sus objetivos. En los últimos años, los arqueólogos han utilizado drones, robótica, LiDAR y, ahora, inteligencia artificial.

Gracias a las investigaciones de la Universidad de Yamagata (Japón), se han descubierto cuatro nuevos geoglifos de Nazca en Perú. Entre 500 a.C. y 500 d.C., los antiguos Nazca los cincelaron en el terreno rocoso de lo que hoy es el sur de Perú. Son numerosos y representan una gran variedad de especies, tanto reales como imaginarias, como orcas, serpientes bicéfalas, llamas y extraños humanoides.

Los hallazgos más recientes son una continuación del trabajo que los investigadores de Yamagata iniciaron en 2016 (aunque los primeros estudios comenzaron en 2004). Se han publicado en el número de julio de la revista Journal of Archaeological Science. En primer lugar, fotografiaron toda la meseta de Nazca, de unos 240 kilómetros cuadrados, utilizando imágenes aéreas con una resolución de 0,1 metros por píxel.

Después, a lo largo de un riguroso procedimiento de cinco años, los investigadores identificaron los geoglifos manualmente, verificando con frecuencia sus hallazgos con estudios in situ. El último paso consistió en trabajar con IBM para que la inteligencia artificial encontrara los geoglifos que se habían pasado por alto en búsquedas anteriores.

Los geoglifos más recientes descubiertos en Nazca representan un humanoide que sostiene un garrote, un pez con una boca enorme, un conjunto de piernas que miden 255 pies de largo y un pájaro prácticamente esquelético y abstracto al estilo de Alex Calder.

“Nuestro enfoque permite a DL [Deep Learning] aprender representaciones de imágenes con un mejor rendimiento de generalización, lo que permite descubrir objetivos que han sido difíciles de encontrar en el pasado. Nuestro método contribuye a la arqueología mediante el establecimiento de un nuevo paradigma que combina los estudios de campo y la IA, lo que lleva a investigaciones más eficientes y eficaces.” 

Expresan los investigadores en un comunicado.

Piezas de geoglifos en Perú,

Según los investigadores, emplear la IA en lugar de la forma anterior de utilizar el ojo desnudo identificará nuevos candidatos a geoglifos 21 veces más rápido. Cabe esperar que los modelos de aprendizaje automático de la Universidad de Yamagata produzcan pronto otros hallazgos, dado que su estudio más reciente se concentró en una pequeña región del norte de la meseta de Nazca.

Toribio Mejía Xesspe, arqueólogo peruano, descubrió los geoglifos de Nazca por primera vez en 1927. En la década de 1980 se reavivó el interés de los estudiosos por el yacimiento. En 1993, la UNESCO reconoció oficialmente los geoglifos de Nazca como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window