Expuesta en el Museo de Arte Leeum de Seúl, la obra, una fruta pegada a la pared, fue devorada por un estudiante, cuatro años después del “happening” idéntico de David Datuna.


https://twitter.com/viralesymas2/status/1653118689741250566

El plátano pegado a la pared, una obra de Maurizio Cattelan titulada El comediante, se ha vuelto a comer. Esta vez en un museo de Seúl donde la exponía un estudiante, informó la BBC el 1 de mayo. Según The Korea Herald, tras el suceso, el estudiante de arte dijo al museo que no había desayunado y tenía hambre.

Entrevistado por la cadena de televisión coreana KBS, el estudiante dijo que “dañar una obra de arte moderna también podía considerarse una obra de arte”. “Pensé que sería interesante… ¿No está pegada ahí para comérsela?”. Tras consumirla, el joven volvió a pegar la piel de la fruta a la pared “a modo de broma”.

De acuerdo con The Guardian, Maurizio Catellan, al ser informado del incidente, se limitó a responder: “no hay problema”. No es la primera vez que el artista se enfrenta a este tipo de debacle. Hace cuatro años, en la feria internacional de arte Art Basel de Miami, la obra ya fue devorada por un visitante, en este caso el artista estadounidense David Datuna. Se trataba de la tercera edición de The Comedian, que se puso a la venta por 150,000 dólares.

En aquel momento, David Datuna declaró:

He viajado a 67 países de todo el mundo en los últimos tres años y veo cómo vive la gente. Millones de personas pasan hambre. ¿Y pone tres plátanos en la pared por medio millón de dólares?

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window