En una venta en línea curada conjuntamente por la Venus Williams y Adam Pendleton, se expusieron obras de 11 artistas de alto nivel.


Una subasta de arte y gala en Nueva York a beneficio del proyecto de restauración de la casa natal de la diva del soul y activista de los derechos civiles Nina Simone ha recaudado casi 6 millones de dólares, superando las expectativas de los organizadores, según anunciaron el martes 23 de mayo.

“Esta nueva financiación hará avanzar significativamente nuestros planes para completar la restauración total de la casa y su exterior”, declaró Brent Leggs, director de un programa especial para el patrimonio afroamericano del National Trust for Historic Preservation, que dirige el proyecto. “Con esta inversión, estamos en vías de abrir las puertas a los visitantes en 2024”, añadió. El viernes, dijo que esperaba dos millones de dólares.

La subasta, que se celebraba en Internet desde el 12 de mayo, se cerró el lunes con un total de 5.38 millones de dólares, más otros 500,000 procedentes de una gala celebrada el sábado, informó la galería de arte Pace, que organizó la venta con Sotheby’s.

La vivienda, una modesta casa de 60 metros cuadrados y tres habitaciones con porche delantero y fachadas de madera pintadas de blanco, se encuentra en Tryon, en la zona rural de Carolina del Norte, en el sureste de Estados Unidos. Estaba a la venta en 2017, cuando cuatro artistas, Julie Mehretu, Ellen Gallagher, Rashid Johnson y Adam Pendleton, la compraron por 95,000 dólares para evitar que cayera en el olvido.

Rechazado por el Conservatorio de Filadelfia

Entre los once cuadros a la venta, una obra de Julie Mehretu titulada New Dawn, Sing (for Nina), se vendió por 1.6 millones de dólares. La iniciativa contó con el apoyo de la campeona de tenis Venus Williams.

Nina Simone, algunas de cuyas canciones, como Mississippi Goddam, forman parte de las listas de reproducción del movimiento Black Lives Matter, tuvo una relación a menudo difícil con Estados Unidos, donde nació en 1933 durante la segregación racial. En el hogar de Tryon donde pasó sus primeros años con sus padres y hermanos, la pequeña Eunice Waymon -su verdadero nombre- se vio inmersa en la música y empezó a tocar el piano a los tres años.

Sin embargo, su sueño de convertirse en concertista de piano clásico se truncó al ingresar en el Conservatorio de Filadelfia, un fracaso que ella ha atribuido al racismo durante toda su vida. En los años sesenta, su carrera se entrelazó con la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos. Nina Simone abandonó Estados Unidos y se instaló en Europa, donde murió en 2003 en el sur de Francia.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window