Mar. Jul 5, 2022
1:01 am

Clavo Movimiento:Un espacio para reinventar la escena del arte

2020 fue un año muy extraño. No es un pensamiento único y revolucionario, es un sentimiento compartido por todos. Este año se siente como una prueba , una serie de intentos para regresar a la normalidad pre confinamiento.

Se han hecho diversos esfuerzos por retomar la vida que perdimos el año pasado e intentar regresar a los modos de vida que teníamos tan normalizados. Algunos esfuerzos han fallado y otros, como la Feria Clavo, han creado un espacio seguro y amigable para regresar a la vida artística y cultural de la Ciudad de México.

Fotografía de Jennifer Cercle

Del 10 al 12 de septiembre se dio a cabo la segunda edición de la Feria Clavo. Durante dos días el mundo del arte se reunió de nuevo para explorar nuevas propuestas, compartir proyectos, charlar y fortalecer una comunidad que fue afectada por las restricciones de la primera ola pandémica. 

Clavo, back to basics. 

Cuando eres un artista emergente o un egresado de escuelas artísticas, es necesario empezar a crear redes dentro del mundo artístico. Es necesario tocar base en los espacios artísticos para sumar al currículum, pero esto se complica cuando las ferias de arte y los espacios de exhibición tienen características inalcanzables para los nuevos en la escena

Algo que es muy claro del mundo del arte es que se mueve entre pequeños círculos y cada vez se protege más la entrada, de tal manera que se hace inaccesible, nadie sabe por dónde empezar. 

Espacios como Clavo dan un aire de frescura a una escena liderada por los artistas e instituciones consolidadas. Creado por el colectivo detrás de Casa Equis y Feria FAIN.

Clavo no se define como una feria de arte, es más bien un movimiento para exponer arte alternativo.Un espacio libre para que los proyectos, las editoriales, galerías y artistas emergentes hagan su propio espacio en la escena artística. Desde su primera edición el Marzo de este mismo año se le ha dado más importancia a los agentes culturales que a las grandes instituciones del arte. Es una respuesta a la exclusiva y excluyente Semana del Arte de la CDMX. 

En una conversación con el Director General de Clavo, Diego Beyró, se habló de lo que significó esta edición de Clavo para él y hacia dónde va. 

Para mi Clavo representa la posibilidad de materializar los deseos. Nace de una comida informal entre mis socios Amado y Carleti y surge como un ejercicio de pensar el formato de feria en el que nos gustaría participar como creadores y al que nos gustaría visitar como espectadores.

Luego del aprendizaje de la primera edición fuimos y seguimos construyendo nuestra personalidad, encontramos un gran espacio de oportunidad para hablarle al coleccionista emergente y buscamos posicionarnos como la feria que lo hace.

Diego Beyró

Es muy especial que la mayoría de los proyectos que se presentan en la feria son espacios con muy poco tiempo de vida, o proyectos que nacieron de la inquietud por crear durante el confinamiento del 2020. Tanto este espacio de exposición como los proyectos que presenta son la respuesta creativa a la crisis de tranquilidad y el estancamiento del 2020. 

Nos demuestra que siempre hay una oportunidad para la creatividad y el arte. 

La pandemia al contrario de detenerme me sacudió a crear más que nunca, es curioso que este año terminaremos haciendo 3 ediciones de la feria FAIN en 3 ciudades diferentes y 3 ediciones de Clavo (2 cdmx y 1 gdl)

Diego Beyró

Entonces como reflexión veo la época de la pandemia como un período muy duro en algunos aspectos. Y siempre que hay crisis hay grandes oportunidades para la creación de proyectos. 

Esta edición reunió a más de 30 espacios editoriales, gestores, proyectos y proyectas independientes, cada uno con una percepción diferente de lo que es el arte mexicano contemporáneo. Entre ellas puedo nombrar:

DUE_to y las nuevas anormalidades

Es un experimento curatorial en dueto, entre Enrique Minjares  y Tania Ragasol, estos artistas están en la búsqueda de nuevos escaparates y nuevas realidades. Con una muestra del archivo del artista. Liderada por una estética caótica, una diversidad de técnicas y de formatos. 

Fotografías de Jennifer Cercle

Janet 40 y la nostalgia del internet

Es un proyecto que se mueve desde la digitalidad sin espacio físico. En esta exposición se muestra un diálogo entre sus artistas y las realidades fuera y dentro de los dispositivos. La tecnología se convierte en una herramienta para la comunicación y la gestión de los espacios culturales. Con estética reminiscente a la nostalgia de los 2000 ‘s, los emos, los punks, lo Y2K y los memes. Todo gestionado desde espacios creados en redes como Instagram, o sitios web. 

La albercada, apropiarse del espacio abandonado

Un proyecto itinerante de Morelos que se apodera de las albercas abandonadas de Cuernavaca, que, según uno de los organizadores, es la segunda ciudad del mundo con más albercas. Un proyecto que retoma los espacios abandonados y los regresa a la vida con instalaciones de artistas. Hasta ahora se han hecho dos ediciones de la Albercada. 

Fotografías de Jennifer Cercle

Lolitta Pank hecha por y para las mujeres

Esta galería existe, como muchos proyectos de Clavo, dentro de la digitalidad. Se gestionan diferentes actividades dentro de la plataforma para la educación artística accesible. Además de ser un espacio de exposición es un espacio dedicado a la creación artística, que da las herramientas a mujeres y miembros de la comunidad LGBTTTIAQ.

Fotografías de Jennifer Cercle

Co-Lab y el diálogo entre curator y artista

Ya se en un espacio liderado por las lógicas cibernéticas o encalado en la realidad, este laboratorio de arte y texto valora ante todo la colaboración. En este espacio se establece una comunicación horizontal entre los artistas y los curadores, para no encontrar violencias, malentendidos o egos lastimados. Las imágenes de los artistas están acompañadas de los textos, fórmulas, lógicas, diagramas y más contenido de texto creado por el equipo de Colab. Hacen una fractura en los modelos museográficos ya impuestos por las instituciones del arte.

Fotografías de Jennifer Cercle
Y muchos más. A todos los puedes encontrar en las redes de Clavo. 

Gracias a proyectos como Clavo, podemos ver el crecimiento de los artistas mexicanos en tiempo real. Podemos apoyar a estos artistas que están rompiendo con las expectativas de lo que puede ser el arte. Cada proyecto trae consigo una nueva visión, propuesta y futuro para la escena artística.

Pero más importante, este espacio nos da la oportunidad de fortalecer los lazos creados por el arte, de buscar las colaboraciones con los vecinos creativos y estrechar la mano en los procesos de creación. Dejar de lado la estructura fría y cerrada encerrada por las cuatro paredes y apoyar la creación de nuevos mundos y realidades llenas de posibilidades.

El fin de semana pasado pude ver como se hacia una comunidad en lugar de ver la competencia del arte 

¡Y Clavo no para! 

Los puedes encontrar en sus redes o en su segunda edición de la feria en Guadalajara este 29 de Octubre. 

En las palabras de Diego: 

Aún no cumplimos ni 6 meses de vida y me emociona mucho pensar en todo lo desconocido que hay por delante. Hay mucho espacio para crecer y tenemos toda la energía y el ánimo para hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.