Mar. Ago 16, 2022
8:03 pm

El único artista que no puede usar el “Pinkest Pink”

A finales de 2016, Stuart Semple publicó en su página oficial de Facebook un video titulado “Estoy compartiendo el rosa más rosa del mundo con todo el mundo, excepto con Anish Kapoor” donde presenta un pigmento llamado “PINK” ahora mejor conocido como “Pinkest Pink”.


Los espectros del arte

Es bien sabido que entre más colores existan en el mundo, mejor es para la comunidad artística ya que tienen más posibilidades a su disposición, es por lo que hay algunas personas que se dedican a la investigación de nuevos colores, pigmentos y materiales para la creación de “nuevas tonalidades”. Esta regla no aplica en digital, ya que ahí existen infinidades de colores, pero el descubrir cómo podemos replicar esas tonalidades con ese brillo y nitidez en las piezas del mundo tangible, es algo que definitivamente se necesita para crear nuevas obras y acercarnos a lo que vendría siendo el mundo digital. 

L’esclave, de Michel-Ange, Klein (1962)

Sin embargo, no todas las personas que hacen descubrimientos de nuevos colores buscan compartirlos, tal es el caso de Yves Klein quien, después de años en el mundo del arte creó el azul más vibrante e intenso que pudo y lo registró en 1960 con el nombre de “International Klein Blue”, posterior a eso todas sus obras estuvieron cubiertas por ese característico azul que poseía.

Una de sus obras más famosas fue su obra “Antropometrías”, que combinaba el performance y la pintura, ya que para su elaboración usó a dos mujeres como “pinceles” al cubrir su cuerpo en su famoso y característico azul Klein. Esta obra forma parte de su colección “Antropometrías sin título”.

Esta obra se encuentra en el museo parisino “Centre Pompidou”, aunque hay otras obras que en lo personal llaman más mi atención, tal como “L’esclave de Michel-Ange” que también se encuentra en París. 

No hubo tanto revuelo en ese entonces ya que Klein sólo registró la fórmula, es decir, quiso patentarlo y en el tiempo de espera nadie podía usarlo, para suerte de toda la población artística sólo pudo patentar el método de decoloración.

Si continuamos hablando de personas que hicieron descubrimientos de colores o fórmulas para crearlos llegamos al caso de Anish Kapoor.

De Kapoor…

Anish Kapoor es un escultor nacido en la India mejor conocido por su obra “Cloud Gate” ubicada en el centro del Millennium Park en Chicago, aunque es más probable que la reconozcan por el nombre coloquial: “el frijol”, o por sus notorias (y recurrentes) apariciones en medios de cultura popular como las películas “The Break-Up”, “Source Code”, “Transformes: Age of Extinction” y “The Vow” en donde Rachel McAdams y Channing Tatum interpretan a una pareja de artistas recién casados que se besan debajo de la icónica escultura después de infiltrarse en un museo para dar el “sí” y ser descubiertos antes de poder cumplir con la tradición del beso. También por su memorable aparición en el video musical de Kanye West con Chris Martin: “Homecoming”.

Aunque Kapoor desearía ser conocido sólo por su arte, es un asunto aún más grande que su escultura el que lo persigue, ya que podría llegar a ser uno de los enemigos públicos de cualquier artista que se decida a usar un negro en sus obras.

La historia empieza en el año 2014 cuando Surrey NanoSystems lanzó un material llamado Vantablack, que viene del acrónimo VANTA: Vertically aligned nanotube arrays o lo que se traduce como “Matrices de nanotubos alineados verticalmente” y la palabra black que significa “negro”. Después de que experimentaran un tiempo y lograran el color deseado, Anish hizo un trato con la compañía y compró los derechos exclusivos del color con fines artísticos, es decir, cualquier persona que quisiera utilizar el color para crear una pintura, escultura, bordados, dibujos o cualquier expresión de arte tendría que pagar los derechos por usar el color. Muchos artistas mostraron su descontento en redes sociales ya que, argumentaron, no se puede monopolizar el arte, y mucho menos un material. Kapoor respondió diciendo que el material no era exclusivo, sino que sería una “colaboración”, lo cual encendió aún más el enojo de la comunidad artística.

Entre tantas personas molestas se encontraba el que se volvería el peor enemigo del artista: Stuart Semple, un artista británico muy polémico quien resultó también ser un activista. 

… a Semple

A finales de 2016, específicamente el 4 de noviembre, Semple publicó en su página oficial de Facebook un video titulado “Estoy compartiendo el rosa más rosa del mundo con todo el mundo, excepto con Anish Kapoor” donde presenta un pigmento llamado “PINK” ahora mejor conocido como “Pinkest Pink”, en ese video el artista explica que el pigmento rosa está destinado a todas las personas que deseen usarlo, sin embargo, hay una excepción: Anish Kapoor está vetado de usarlo. Y no sólo porque el creador del Pinkest Pink así lo demande, sino que legalmente está restringido a usarlo y deberá pagar por sus derechos, al igual que las demás personas deben hacerlo si quieren acceder al color que posee el artista. Demanda también que Anish Kapoor libere los derechos del Vantablack pidiéndole a la población de redes sociales que usen la etiqueta “#ShareTheBlack” o “#ComparteElNegro” y etiqueten a la cuenta de Kapoor; agrega que si el artista comparte los derechos, él compartirá PINK con él.

No conforme con el comunicado, Semple incluyó una restricción en su sitio web donde al entrar aparece la típica ventana que pide compartas tus cookies, la diferencia entre esta peculiar ventana a las otras es que esta tiene la leyenda “No soy Anish Kapoor y estoy de acuerdo con las cookies”. 

Interfaz de usuario gráfica, Sitio web

Descripción generada automáticamente
Página principal de Start Semple. Captura realizada por Ellie Rossebanks.

También, cuando aparece otra ventana con un código de descuento la leyenda “Al copiar este código estoy aceptando que no soy Anish Kapoor” aparece, todo esto para que el artista angloíndio no pudiera tener siquiera una copia del pigmento.

Interfaz de usuario gráfica

Descripción generada automáticamente
Página para pagar el producto y ventana emergente. Captura por Ellie Rossebanks.

Inclusive, al entrar al apartado del producto de otros países, la cláusula que se encuentra al final de la página especifica que al adquirir el producto “confirmas que no eres Anish Kapoor, no eres una persona afiliada a él, no estás comprando el artículo porque él lo pidió o en asociación con el artista”.

Pero ¿qué hizo Anish Kapoor al respecto? Es obvio que no pudo, ni puede utilizar el Pinkest Pink con fines artísticos, sin embargo, lo consiguió de una forma que aún nadie sabe y su contestación fue una publicación en Instagram (@dirty_corner) mostrando su dedo medio lleno de pigmento rosa. En un pasado tenía la leyenda “Up yours #pink”, lo que es conocido como un insulto en el idioma, aunque hoy día no hay leyenda alguna y la publicación sigue en su página sin ella.

Imagen tomada del Instagram de Anish Kapoor (@dirty_corner)

La historia no terminó ahí, aunque así lo deseaba toda la comunidad artística, o al menos la mayoría ya que hubo un público que incitó a Kapoor a crear sus propias tonalidades de rosa en respuesta, cosa que hasta la fecha no se conoce haya hecho. 

Stuart no respondió con algún otro video, sino con otros colores entre los que destacan el “Whitest White”, “Glitteriest glitter” y por supuesto el “Better Black” seguido por el “Black 2.0” y el último llamado “Black 3.0”, fueron tantos y tan diversos que ahora algunas personas inclusive lo llaman el “Robin Hood del arcoíris”. Lo increíble de esto es que los precios de los pigmentos son bajos y accesibles ya que su costo es básicamente lo que se gastan en producirlo, Semple no recibe alguna otra ganancia más que la venganza y un arte más accesible y al alcance de toda la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.