Mar. Ago 16, 2022
7:54 pm

Perfil de artista: Junji Ito


“Sus historias a menudo comienzan en lo normal, descienden a la locura del tipo sobrenatural y monstruoso; nunca se resuelven […]”


Junji Ito es un mangaka (autor de manga) que entiende las fobias, las ansiedades existenciales y el terror a lo desconocido mejor que cualquier otro escritor de terror. Combinando un hábil ojo de artista con una imaginación vívida y aterradora. 

Nacido en 1963 en la prefectura de Gifu, Junji Ito es el autor de novelas de terror más famoso y alabado de Japón. Lo que hace único a Ito en el género es que no es un novelista o un escritor de cuentos en el sentido tradicional; es un mangaka. Sus historias, ya sean cortas o largas, están todas escritas y dibujadas de forma surrealista, estrafalaria y extraña.

El primer relato de Ito, escrito cuando sólo tenía 24 años, fue Tomie, una serie de historias sobre una joven que desafía a la muerte y al envejecimiento. Cada vez, Tomie lleva a la locura a los hombres que se enamoran de ella. A pesar de su éxito, Tomie no le lanzó inmediatamente al mundo de los escritores y artistas famosos, ya que Ito trabajó durante varios años como técnico dental.

Pero al final, Ito dejó atrás su carrera casi cómica -sobre todo teniendo en cuenta cómo se le conoce hoy en día- y Tomie resultó ser el comienzo de una carrera fenomenal, con Junji Ito estableciéndose cada vez más como el rey del terror, no sólo en Japón sino en todo el mundo.

Temas, habilidades e influencias de Junji Ito

Ito ha citado a Kazuo Umezu y Hideshi Hino como sus principales influencias, así como al legendario escritor estadounidense y creador del género de terror cósmico, H.P. Lovecraft. Kazuo Umezu es uno de los grandes mangaka de terror, responsable de la creación del famoso manga Orochi: Blood

Hideshi Hino es otro mangaka, además de director de cine. Su manga más famoso es Hell Baby y sus películas de terror, conocidas como Guinea Pig films, son una serie de seis polémicas películas de terror.

En cuanto al legado que se ha labrado, resulta bastante colosal. En entrevistas, Ito se presenta como un hombre amable, tranquilo y encantador, lo que contrasta con los temas y el contenido de sus obras e historias.

Uzumaki

Lo que diferencia a Ito de otros escritores de terror es un factor dual: sus ideas y su ejecución. Estas dos cualidades únicas de Ito se aprecian mejor en sus relatos cortos. Es un maestro del horror corporal, del suspenso y del horror sobrenatural de otro mundo. Sabe perfectamente que la forma más rápida de estropear la tensión y el misterio es revelar el misterio, y por eso nunca lo hace.

Sus historias a menudo comienzan en lo normal, descienden a la locura del tipo sobrenatural y monstruoso; nunca se resuelven, dejando escalofríos que recorren la columna vertebral mucho después de que la historia termine.

Las ideas de Ito suelen provenir de miedos ordinarios, tanto físicos como existenciales: las profundidades desconocidas del océano, la claustrofobia, el miedo a ser observado. O provienen de pequeñas molestias, como un colchón sudado. A partir de ahí, desarrolla estas pequeñas chispas y las convierte en incendios forestales de proporciones mortales y aterradoras.

Es en el arte de Ito donde realmente sentimos este terror. Ito tiene una extraña habilidad para dibujar ojos humanos. En los momentos en los que aún no ha ocurrido nada sobrenatural, se puede sentir un escalofrío de inquietud al mirar a los ojos de los protagonistas. Y cuando lo sobrenatural realmente ataca, lo hace con detalles grotescos e incómodos. Ito entiende el cuerpo humano y es capaz de desfigurarlo fuertemente o retorcerlo muy ligeramente para provocar grandes sobresaltos o hacer que el lector caiga en el valle inquietante, dejándole un cosquilleo de inquietud a la vista de sus monstruos y creaciones malignas.

Cinco historias destacadas

  1. Los globos colgantes
The hanging balloons

En esta historia corta, enormes y ominosos globos con la forma de rostros reales aparecen flotando en el cielo sobre todo el país. Sus expresiones demacradas y aterradoras, pero inmutables, junto con el misterio de lo que son y de dónde vienen, proporcionan una premisa aterradora que sólo empeora cuando se hace evidente que los globos están cazando a las personas a las que se parecen, y que una soga cuelga de cada globo.

  1. El enigma de la Falla de Amigara

Un reciente terremoto ha desplazado la tierra y ha levantado una larga franja de roca en la base de una montaña. A lo largo de esta roca recién expuesta hay una serie de agujeros que desaparecen en la montaña.

Pero estos agujeros tienen forma humana, fueron cavados por personas desconocidas y se ocultaron en la tierra durante miles de años. Y, sin embargo, la gente se siente atraída por este fenómeno en cuanto encuentra lo que cree que es su agujero, un agujero que se adapta a ellos y sólo a ellos.

  1. El largo sueño

Ahora llega un imaginativo y original body horror. Cuenta la historia de un hombre en una cama de hospital que vive durante años, a veces toda la vida, cada vez que duerme. Cuando se despierta, el tiempo que ha pasado en el sueño se lleva en la piel y su cuerpo se degrada lentamente y se transforma en algo ajeno y aterrador.

No hay nada amenazante en esta historia, ningún monstruo o criatura de otro mundo, sólo un hombre que sucumbe lentamente a los sueños eternos y se despierta para encontrar su cuerpo hundido e inmóvil. Esto es lo que hace que la narrativa sea una de las historias más desgarradoras e inquietantes de Ito, a la vez que inteligentemente estática.

Army of one
  1. Ejército de uno

Lo que realmente diferencia a esta historia de la multitud de cómics claustrofóbicos, desconcertantes, artificiales e hinchados de Ito es que su atmósfera y tono son totalmente diferentes. 

La gente desaparece y se encuentra poco después, muerta y cosida en poses macabras. El número de personas desaparecidas aumenta gradualmente, pasando de parejas a grupos y a reuniones de masas enteras. Y cuando se encuentran, se cosen como una red de personas. Es horrible, pero parece ser obra de un asesino en serie o de un grupo. Es una historia muy diferente de Ito. Hasta el final, por supuesto.

  1. Modelo

Uno de los paneles individuales más famosos de Ito es el de una mujer alta, delgada y de mediana edad con una cabeza larga y una boca monstruosa. Se trata de la modelo titular de esta historia (que se encuentra en Shiver), una mujer contratada por un equipo de rodaje. La protagonista de la historia está asustada por su aspecto y no sabe por qué el equipo la contrató como modelo. A lo largo de la lectura, nos preguntamos si hay algo que temer, si en realidad es sólo una mujer de aspecto aterrador.

Con esta duda viene la culpa de juzgarla con demasiada dureza. Eso es lo que hace que Fashion Model sea una historia de Ito tan excepcional: no se trata sólo de un misterio natural inexplicable, una pieza de horror corporal aterradora o un fenómeno sobrenatural. Es una historia que te hace dudar, te culpabiliza, te hace bajar la guardia, antes de sumirte en el terror.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.