La ministra de Cultura, Lina Mendoni, afirma que las “exposiciones a largo plazo” de antigüedades griegas en Gran Bretaña permitirían el “regreso” de los frisos del Partenón.


El Parlamento griego aprobó el pasado lunes, 13 de enero, una ley que facilita la exhibición de antigüedades raras en museos extranjeros, pero los arqueólogos temen que la reforma allane el camino a la “exportación” a largo plazo de objetos raros. La decisión se produce mientras el gobierno griego mantiene conversaciones con el Museo Británico sobre la posible devolución de los frisos del Partenón a Atenas.

El Financial Times de Londres informó la semana pasada de que los frescos de Santorini “se han mencionado en Atenas” como posible intercambio de préstamos.

La Asociación de Arqueólogos Griegos dijo que intentaría bloquear la ley llevándola a los tribunales. “Antigüedades importantes podrían ser enviadas al extranjero durante cincuenta, cien o más años”, afirmó la asociación en un comunicado.

El Ministerio de Cultura griego lleva años intentando negociar acuerdos para la repatriación de antigüedades sin recurrir a la vía judicial. Su principal objetivo sigue siendo la devolución de los frisos del Partenón, en poder del Museo Británico desde el siglo XIX. La ministra de Cultura, Lina Mendoni, declaró el lunes que Atenas proponía “exposiciones de larga duración” de antigüedades griegas en Gran Bretaña para permitir la “devolución y reunificación” de los frisos del Partenón.

Museo Arqueológico Nacional de Atenas

Por otra parte, varios museos muy concurridos de Grecia cerraron esta semana, mientras los arqueólogos del país se manifestaban en protesta por la ley recién aprobad, ya que podría alterar permanentemente esas instituciones y remodelar la forma en que las antigüedades saqueadas se muestran en el extranjero.

La ley supondría que los cinco museos en cuestión -el Museo Arqueológico Nacional de Atenas, el Museo Bizantino y Cristiano, el Museo Arqueológico y el Museo de Cultura Bizantina de Salónica, y el Museo Arqueológico de Heraklion (Creta)- dejarían de estar controlados por el Ministerio de Cultura y Deporte. La medida permitirá a estos museos funcionar con mayor libertad, pero también tendrán que emprender ciertas iniciativas por su cuenta, sobre todo la recaudación de fondos.

Entrega la gestión de las infraestructuras de los Museos y todos sus bienes muebles e inmuebles, pagados por el pueblo griego, así como el experimentado personal del Ministerio de Asuntos Exteriores que los emplea, en manos de Juntas nombradas por el Gobierno, para que exhiban futuras acciones e ingresos como su propio “éxito”, escribió la asociación en un comunicado.

Tráfico ilegal de objetos

Londres afirma que las esculturas fueron “adquiridas legalmente” en 1802 por el diplomático británico Lord Elgin, que las vendió al Museo Británico. Pero Grecia afirma que fueron “saqueadas” mientras el país estaba bajo ocupación otomana. El año pasado, el Ministerio de Cultura griego negoció un acuerdo para adquirir 161 antigüedades de la Edad de Bronce de la colección del multimillonario y filántropo estadounidense Leonard Stern. El acuerdo prevé la devolución gradual de la colección a Grecia en los próximos 25 años, tras su exposición en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

El acuerdo ha sido criticado por la Asociación de Arqueólogos Griegos, que considera que Leonard Stern es un “beneficiario probado de hallazgos arqueológicos de contrabando” y que se sentaría un mal precedente al permitir que los coleccionistas ricos escapen a la justicia. Según la asociación, el multimillonario poseyó en su día un ídolo de mármol de la Edad de Bronce procedente de Cerdeña, que posteriormente fue incautado en 2018 de la colección del multimillonario Michael Steinhardt por tráfico de objetos ilegales.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window