Mar. Ago 16, 2022
9:19 pm

Industria musical + NFTs: Una relación complicada


“Los NFT ofrecen a los creadores una nueva forma de comercializar y vender sus contenidos, ampliando las posibilidades de difusión y consumo del arte, la literatura y la música”.


En el gran auge NFT del 2021, la revolución no escapó a la industria musical, que se hallaba más que ansiosa por encontrar fuentes de ingresos alternativas, ya que la pandemia del COVID-19 cortó a los músicos de sus principales fuentes: las presentaciones en vivo y la venta de merchandising. La aceptación de los NFT por parte de la industria, no debería ser una verdadera sorpresa. Al final del día, el negocio de la industria musical siempre ha estado ligado a la tecnología, y los actores del sector siempre se han adaptado para seguir el ritmo.

No es nuevo pensar en compras y ventas de álbumes de artistas musicales como NFTs coleccionables (Snoop Dogg, Grimes, Steve Aoki, etc.), o en la compra por parte de PleasrDAO del álbum inédito de Wu-Tang Clan. Sin embargo, también estamos viviendo la creación de NFTs musicales, en las que las canciones reales son vendidas por los artistas.

Este año, más que ningún otro, los artistas consolidados y emergentes se han dado cuenta de que pueden dirigirse directamente a sus fans y vender versiones únicas y simbólicas de sus canciones, álbumes, obras e incluso entradas de eventos. Además, parece que estos artistas pueden generar beneficios significativamente mayores para ellos mismos. Como tipo de activo digital, los NFT ofrecen a los creadores una nueva forma de comercializar y vender sus contenidos, ampliando las posibilidades de difusión y consumo del arte, la música, la literatura, etc. Los NFTs vendidos pueden, más allá del aspecto coleccionista, dar a los aficionados acceso a eventos, exclusivas; formar parte de una pequeña lista de “ultrafans”.

Las ventas se estiman en más de 60 millones de dólares entre junio de 2020 y abril de 2021, de los cuales 55 millones de las ventas se realizaron entre febrero y abril de 2021. La mayor parte de las ventas corresponde a la música electrónica (80% de las ventas), seguida de lejos por el hip-hop (8,6%) y el rock (6,7%). Si tuviésemos que hacer una lista de los diez artistas con más éxito con su NFT, encontraríamos ocho artistas de electro, uno de pop y uno de rap. El primero, con casi 17.5 millones de dólares, es el DJ y productor estadounidense “3LAU”. Vendió 5,900 NFT por unos 2.960 dólares por token.

En Internet, los mercados de NFT están explotando. La start-up francesa Pianity ha aprovechado la oportunidad y se ha especializado en las NFT musicales. El sitio le permite comprar ediciones limitadas, apoyar directamente al artista que le gusta o simplemente especular con las obras. El sitio web afirma que:

Pianity introduce nuevas posibilidades al certificar la propiedad de un activo digital. Aquí puedes gestionar tu carrera de forma independiente, utilizando la tecnología para llegar a tus fans. Se trata, por tanto, de un mercado muy centrado en descubrir y crear carreras de artistas.

Algunos proyectos NFT importantes en el mundo de la música

Empecemos por el primer gran proyecto: 3LAU. Aunque los NFT musicales existían antes de 2021, es el primer artista musical que crea un álbum entero como NFT, que vendió en febrero de 2021 en una división de 33 NFT únicas por 11,7 millones de dólares. La propiedad de estos NFT permite diversas ventajas, como la posibilidad de obtener un vinilo de edición limitada o el acceso a temas inéditos. Artista poco conocido en Francia, fue él quien lanzó la moda del NFT en el mundo de la música.

Kings of Leon, NFT Yourself Album

En marzo de 2021, un grupo de rock, Kings of Leon, publicó por primera vez un álbum físico y su equivalente en NFT. Utilizando la plataforma Yellow Heart, generaron 820 ETH (en aquel momento el equivalente a 1,45 millones de dólares). Como parte de la venta se ofrecieron versiones exclusivas del álbum, obras de arte digitales únicas y pases para conciertos de por vida.

DJ Don Diablo también hizo historia en la música NFT en 2021, ofreciendo un concierto como NFT en la plataforma SuperRare. Vendido por 1,26 millones de dólares, “Destination Hexagonia” es un vídeo de una hora de duración que presenta imágenes de estilo de ciencia ficción con decorados en 3D. Diablo declaró que “el objetivo era crear un set en vivo inspirado en la ciencia ficción con un enfoque cinematográfico como una pieza única de arte futurista”. 

No existe el mejor marketplace musical

En cambio, cada músico debe pensar en cuáles son sus necesidades específicas y luego ver qué mercado de NFT de música se alinea mejor con ellas.

Fundado originalmente por Ramy Adly en 2018 como un lugar central para que los artistas enumeraran sus propios perfiles (un poco como una plataforma de medios sociales). Hoy en día, se considera una plataforma todo en uno para todos los servicios de música e incluso ha lanzado recientemente su nuevo mercado de música NFT. Lo que hace que Musician Marketplace se diferencie de los mercados tradicionales de NFT es el hecho de que no cobra comisiones. En su lugar, se obtiene acceso a todo el espectro de sus herramientas y servicios con una tarifa plana de suscripción.

La idea es que los usuarios apoyen directamente a los artistas que aman y demuestren que han estado ahí desde el principio. Los artistas lanzan una listening party (fiesta de escucha) para una nueva canción que van a lanzar con una serie de NFTs limitados.

Los fans pueden adquirir estos NFT y publicar un comentario público sobre la canción en la fecha y hora que deseen. Este comentario, incluida la marca de tiempo, se hace público mientras se posea el NFT.

No es exclusivamente un mercado de NFT de música, ya que también se centra en los artistas digitales.

La forma de comercializar las NFT musicales de Aync es muy similar a la de la mayoría de los mercados genéricos de obras de arte o coleccionables. Aunque los compradores tienen la oportunidad de interactuar e influir en la evolución de estas pistas musicales dinámicas a lo largo del tiempo, no hay ningún beneficio monetario específico.

Adopta un enfoque ligeramente diferente al de las NFT de música al destacar estrictamente el ángulo de inversión.

La idea es que los músicos compartan la propiedad de su obra con los primeros inversores, lo que les da la oportunidad de ganar derechos de transmisión más adelante. Se asemeja un poco a Kickstarter, salvo que te conviertes en copropietario del producto que estás financiando.

Marketplace neoyorquino fundado en 2017 con la intención de poner álbumes, coleccionables e incluso boletos con beneficios al alcance de los fans mientras se mantiene un margen de ganancia justo para los artistas, eliminando intermediarios. 

El futuro

Las NFT de música seguirán revolucionando el modo en que los artistas y los consumidores crean una comunidad juntos a través de la conexión directa entre los oyentes/fans y los nuevos músicos. Esto cambiará sin duda la trayectoria de muchas carreras musicales.

La industria de la música por sí sola parece presentar la prueba de fuego más esclarecedora de cómo la tecnología blockchain podría facilitar la cocreación y la aparición de una nueva “copropiedad” de la propiedad intelectual en un futuro próximo.

¿Por qué es importante? Porque la industria de la música, basada en el consumo artístico, sigue creciendo rápidamente con una facturación en 2021 de 21.600 millones de dólares. Por lo tanto, tiene la oportunidad de revertir por completo la adopción masiva de las NFT.

Con la adopción generalizada de las NFT en los últimos meses, y con algunas de las marcas más influyentes involucrándose en el mercado no fungible, parece cada vez más relevante un cambio de paradigma dentro de la industria musical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.