El 29 de junio, la capital española inauguró un nuevo museo que alberga 650 obras de las colecciones reales.


El jueves 29 de junio se inauguró en Madrid el Museo de Colecciones Reales, concebido para albergar las joyas de la corona española. Aquí se albergarán obras de Caravaggio, Velázquez y Goya. Este nuevo museo dedicado a las colecciones reales, situado cerca del palacio de la Almudena y de la catedral, se encuentra frente a las instituciones del “triángulo del arte” de la capital: los museos del Prado, Reina Sofía y Thyssen-Bornemisza.

El edificio costó 170 millones de euros y expone obras de arte amasadas por las dinastías española de los Habsburgo y Borbón a lo largo de cinco siglos. La colección real incluye el modelo utilizado por Bernini para su Fontana dei Quattro Fiumi en la Plaza Navona de Roma. Hasta ahora, las más de 650 piezas –tapices, esculturas, armaduras y joyas– se conservaban en palacios y monasterios de toda España.

Un tercio de los objetos expuestos –una fracción de la colección– seguirá prestándose a otras instituciones, según las autoridades. El edificio de ocho plantas, construido en hormigón blanco, granito, roble y aluminio fundido, alberga también un trozo de la muralla de Madrid del siglo IX, construida cuando la ciudad estaba gobernada por los musulmanes.

“El museo nace con la ambición de ser un referente cultural y turístico en Madrid, en España e incluso en Europa”, declaró a la prensa Ana de la Cueva, Directora de Patrimonio Nacional, organismo público que gestiona la colección real. Añadió que las autoridades esperan que el museo anime a los turistas a prolongar su estancia en la ciudad al menos un día, con el consiguiente aumento de ingresos.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window