Este miércoles, los activistas de Canberra colocaron sus manos en la protección transparente de la famosa Campbell’s Soup, que no resultó dañada.


El miércoles 9 de noviembre, unos manifestantes pro clima metieron las manos en la protección transparente de la Campbell’s Soup de Andy Warhol, pero no resultó dañada, según informó la Galería Nacional de Australia en Canberra, donde se expone.

La protesta, encabezada por un grupo llamado Stop Fossil Fuel Subsidies Australia, se produce tras una serie de acciones climáticas dirigidas a conocidas obras de arte de todo el mundo.

Los activistas también dibujaron grafitis en las protecciones de los distintos lienzos que componen la obra, sin dañarlos. A continuación, se retiraron las protecciones para su limpieza. En un comunicado, el museo informó de la “manifestación”, subrayando que se produjo “tras incidentes similares aquí y en el extranjero”. La National Gallery no desea promover estas acciones y no hará más comentarios”.

La sopa Campbell de Warhol, creada entre 1961 y 1962, es uno de los símbolos más reconocibles del movimiento artístico pop estadounidense.

Warhol tomó como tema temas cotidianos que resonaban por su origen familiar (…) como la simple lata de sopa Campbell, escribió el museo en su presentación del cuadro.

El peligro del capitalismo

Los activistas del clima explicaron que eligieron la serigrafía para destacar el “peligro del capitalismo”.

Andy Warhol representó el consumismo enloquecido en su icónica serie. Y ahora el capitalismo se ha vuelto loco, dijo la manifestante Bonnie Cassen, en una declaración. Las familias tienen ahora que elegir entre (comprar) medicinas o alimentos para sus hijos mientras las compañías petroleras obtienen beneficios récord.

Los activistas también destacaron los incumplimientos del gobierno de Canberra para poner fin a las subvenciones de los contribuyentes al sector de los combustibles fósiles.

Un análisis publicado este año por el Instituto Australiano, un grupo de reflexión independiente, reveló que el país pagó más de 11,000 millones de dólares australianos (140 millones de pesos mexicanos, aproximadamente) en subvenciones a los combustibles fósiles en 2021 y 2022. “Nuestro gobierno debe dejar de subvencionar la industria de los combustibles fósiles”, dijo Bonnie Cassen. Stop Fossil Fuel Subsidies Australia dice que forma parte de una “red global de resistencia civil”, un grupo informal de activistas medioambientales y climáticos que han sido noticia en las últimas semanas por pintarrajear las protecciones de obras de arte de valor incalculable.

Otros activistas pro-climáticos pegaron recientemente sus manos en un cuadro de Goya en Madrid, rociaron con sopa de tomate los Girasoles de Van Gogh en Londres y untaron con puré de papa una obra maestra de Claude Monet en Potsdam, cerca de Berlín. Aunque los cuadros no sufrieron daños, el incidente de los Girasoles provocó pequeños daños en el marco del lienzo de van Gogh.

En octubre, dos manifestantes en Australia también pegaron sus manos a la protección de plexiglás de la obra Masacre en Corea de Picasso, que se expone temporalmente en un museo de Melbourne.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window