“Fue increíblemente conmovedor poder dar la bienvenida a todo el mundo a la grandeza de nuestro patrimonio mientras veíamos nuestro museo repleto de gente, quizás 800 personas en total, con al menos 150 de sus mascotas”.


Italia se enfrenta a una catástrofe ambiental, 42 municipios de la zona se están viendo afectados por las inundaciones. Entre Faenza y Forl se han desbordado 23 ríos y arroyos, mientras otros pueblos y ciudades, como Cesena, Bagnacavallo, Savignano sul Rubicone, Santarcangelo di Romagna, Lugo y Rávena, están todos bajo el agua. 

Los ciudadanos han encontrado refugio en distintos lugares de su ciudad, en especial museos históricos de Italia. 

En Rávena, donde el museo arqueológico Classis se ha convertido en un refugio de emergencia para evacuados, la situación también es extremadamente grave. La nueva directora de la Fundación RavennAntica, Francesca Masi, informa de que la noche del miércoles al jueves fue un éxito.

“Fue increíblemente conmovedor poder dar la bienvenida a todo el mundo a la grandeza de nuestro patrimonio mientras veíamos nuestro museo repleto de gente, quizás 800 personas en total, con al menos 150 de sus mascotas. Muchas de las personas que pudieron volver a sus casas esta mañana hicieron promesas de volver y visitarnos”.

Añade la directora

La crisis

El Museo de Arte Moderno de Bolonia permaneció cerrado los días 17 y 18 de mayo, pero reabrirá hoy. La decisión de permitir las actividades de restauración tras las situaciones de emergencia que se habían producido en varias partes de la ciudad fue tomada por el jefe del departamento de cultura del municipio. Según su director, muchos empleados trabajaron desde casa.

La exposición El Arte de la Moda de los Museos de San Domenico, en Forl, donde han quedado destruidas viviendas y comercios, lleva tres días cerrada a pesar de que el lugar se salvó de las inundaciones y las fuertes lluvias. El Museo de Cerámica y el Palazzo Milzetti son algunos de los museos de Faenza que permanecen cerrados.

El agua que llegó al centro histórico de Faenza, según Elena Rossoni, “apenas tocó” el museo del Palazzo Milzetti. Aunque el agua no llegó casi al museo, dijo: “Estamos controlando la situación”. La famosa Bottega d’arte cerámica de Faenza ya había sufrido importantes daños por las lluvias torrenciales de principios de mayo.

A medida que se han ido habilitando refugios en las diversas ciudades afectadas, más de 3.100 personas habían encontrado cobijo, de ellas 2.500 en la zona de Rávena, 420 en Bolonia, 200 en Forl-Cesena y siete en la zona de Rímini. Las llanuras y colinas de Bolonia, así como las colinas bajas, las llanuras y la costa de Romaña, están todas bajo alerta roja. En la actualidad es difícil determinar el alcance de los daños sufridos por los monumentos históricos.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window