Jue. Jun 30, 2022
10:59 pm

Museos sudaneses reclaman objetos tomados por colonizadores británicos


Funcionarios del Museo Nacional de Sudán esperan que se devuelvan objetos y partes de “cuerpos que se llevaron los soldados británicos, administradores coloniales y viajeros”.


Durante 1898, en la batalla de Omdurman, los comandantes británicos utilizaron su artillería superior y sus primeras ametralladoras para matar a miles de combatientes sudaneses ligeramente armados. En Jartum, la capital de Sudán, se considera particularmente importante la repatriación de los restos de los caídos en combate.

En Sudán se han extraído decenas de tesoros arqueológico, como un busto del emperador romano Augusto, ahora en el Museo Británico; al igual que una colección de joyas de oro, robadas de las tumbas reales por un aventurero italiano en la década de 1930, ahora en Alemania.

Resultaba habitual, durante las campañas coloniales, que los soldados británicos recolectaran trofeos en los campos de batalla para su colección. Actualmente hay miles de objetos procedentes de Sudán en los acervos británicos. Dichas victorias eran especialmente importantes para la Gran Bretaña victoriana, ya que se consideraban una venganza por la muerte del general Charles Gordon, asesinado en Jartum en 1885. El dominio colonial británico en el país duró hasta 1956.

Tenemos que lanzar una gran campaña. Estas personas son nuestros hermanos y hermanas, nuestros héroes. Sus descendientes necesitan ver todo lo que hay aquí, dijo Eglal el-Malik, jefe de la oficina nacional sudanesa de arqueología y museos.

Dos de los restos recuperados proceden del campo de batalla donde los combatientes sudaneses intentaron detener el avance de los ejércitos británico y egipcio. Los dos cráneos, tomados por el explorador Reginald Koettlitz y el farmacéutico-comerciante Henry Wellcome, se encuentran ahora en el Museo de Anatomía de Edimburgo.

Museo Nacional de Sudán en Jartum, Sudán.

Los europeos occidentales han transportado un gran número de restos humanos desde África. A menudo se utilizaron en investigaciones pseudocientíficas para demostrar teorías racistas durante la fiebre colonial africana de finales del siglo XIX e inmediatamente después.

Otros objetos relacionados con la batalla de Omdurman son: una bandera de los guerreros sudaneses que se encuentra en la Biblioteca de la Universidad de Durham; así como un espectacular escudo y una armadura en las Armerías Reales. En muchos otros museos del Reino Unido se pueden ver artefactos africanos similares.

Los funcionarios sudaneses quieren verlos en el museo que se abrirá en Omdurman en las próximas semanas. De esta manera, podrán contar la historia de cómo los británicos conquistaron Sudán desde una nueva perspectiva.

Mientras tanto, algunos objetos ya han sido devueltos al país de África Oriental. Una familia británica cuyos antepasados se llevaron algunos objetos del campo de batalla de Omdurman devolvió recientemente la capa de un guerrero derviche sudanés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.