Mar. Ago 16, 2022
8:29 pm

Ocho hombres han sido declarados culpables de robar un mural de Banksy


Siete franceses y un italiano fueron declarados culpables por el robo de un Banksy en el Bataclan.


Los acusados, de entre 31 y 58 años, fueron declarados culpables de robar una puerta del Bataclan en 2019, intervenida con un stencil de Banksy, considerada un homenaje a las víctimas del 13 de noviembre. El pasado jueves, el tribunal penal de París los condenó a penas de entre varios meses y cuatro años de prisión.

Tres de los acusados más jóvenes, que admitieron el robo realizado en ocho minutos el 26 de enero de 2019, fueron condenados. Kévin Gadouche a cuatro años de prisión, dos de los cuales fueron suspendidos en libertad condicional (incluyendo las obligaciones). Franck Aubert y Danis Gérizier fueron condenados a tres años, de los cuales 18 meses serán ejecutados en libertad condicional. En contra de las exigencias de la fiscalía, que había pedido que se les mantuviera en prisión o se les liberara inmediatamente, el tribunal decidió que cumplieran la parte firme de su condena con un brazalete electrónico. El tercero, único detenido, reaccionó con emoción ante su inmediata salida de prisión.

Otro acusado de 41 años, Mehdi Meftah, millonario tras ganar la lotería y aficionado al arte callejero, fue condenado a tres años de prisión, cumpliendo 20 meses utilizando el brazalete. El tribunal no estuvo de acuerdo con que Meftah fuese el instigador del robo; lo condenó por -únicamente- haber “organizado” el transporte de la puerta a Italia.

Esta decisión se produce en el marco de los últimos alegatos de la defensa en el juicio por los terribles atentados del 13 de noviembre de 2015; se espera el veredicto el próximo 29 de junio.

Atribuida al artista callejero, la obra titulada La Jeune Fille Triste (La joven triste) había sido robada la noche del 25 al 26 de enero de 2019, poco después de las 4 de la madrugada, por tres hombres enmascarados. La puerta metálica de la sala de conciertos Bataclan, donde murieron 90 personas a manos de pistoleros islamistas durante los atentados del 13 de noviembre de 2015, en la que se había pintado la obra que representa una figura femenina con velo y de luto, había sido cortada y llevada en una furgoneta. El equipo de Bataclan expresó entonces su “profunda indignación”. 

[Este] símbolo del recuerdo y de la pertenencia de todos, vecinos, parisinos, ciudadanos del mundo, nos ha sido arrebatado.

La puerta se encontró finalmente en junio de 2020 en el desván de una granja en Italia.

Tres hombres, que participaron en el transporte de la obra en diferentes etapas, fueron condenados a 10 meses de prisión. Finalmente, un italiano de 58 años, propietario de un hotel en los Abruzos donde se guardaba el Banksy, fue condenado a seis meses de prisión.

Romain Ruiz, abogado de Franck Aubert, se congratuló por una sentencia “muy inteligente”. “Han sido tres años en los que nos han contado una fábula total de ataque a la memoria de las víctimas y me alegro mucho de que el tribunal haya constatado que es falsa”, dijo. Kévin Gadouche “llegó libre para defenderse; se va libre”, se congratuló su abogado Dimitri Grémont. “Esto es consecuencia de que, como señaló el tribunal, mi cliente no tenía intención ni conciencia de dañar la memoria de las víctimas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.