Jue. Jun 30, 2022
11:20 pm

Perfil de artista: Salvador Dalí

El mal gusto es creativo. 

SALVADOR DALÍ

Palabras de Salvador Felipe Jacinto Dalí y Domenech, o mejor conocido como el hombre más surrealista; Salvador Dalí. 

Nacido el 11 de mayo de 1904 (un día después del día de las madres) en Figueras, Cataluña. Su vida familiar fue complicada a raíz de que Dalí desde el inicio no era una persona convencional. De niño solía jugar juegos mentales con sus padres, trataba su hogar como un laberinto mental, dejando partes de su propio excremento alrededor de su casa como una sorpresa para sus cuidadores. 

Podríamos decir que desde su infancia mostraba signos de genialidad, pero realmente mostraba signos de arrogancia y egoísmo, aspectos de su personalidad que lo llevaron a pelar con cualquiera que colaborara con el artista. Salvador era su propio hombre, su propio mundo, con solo una meta en mente: Convertirse en un símbolo, alguien extraordinario. 

Durante su desarrollo como artista, Dalí viajo por todos lados para explorar las creaciones artísticas de las nuevas vanguardias, Europa en 1920’s era el escenario perfecto para encontrar una nueva estética, conocer personajes importantes y nuevas ideas.Un escenario que se ve plasmado en las imágenes sacadas directamente de un sueño o una fantasía.

Su primera parada fue en Madrid donde estudio en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, a la par de otros artistas que han sobresalido en sus áreas de trabajo. Luis Buñuel, Federico García Lorca y Salvador Dalí se conocieron en la escuela de artes, el grupo de visionarios desarrollaron una amistad pasional que alimento distintas colaboraciones de proyectos artísticos como los filmes Un chien andalou y L’Arge d´or. 

Dalí se permitió experimentar con todo medio artístico disponible para él, no solo la pintura, también, la escultura, escritura, cine y diseño, con el objetivo de encontrar algo que le permitiera explorar su propio mundo. Haciendo un recorrido crítico por su obra nos permite observar que el artista experimento con todas las vanguardias del momento, desde el cubismo, futurismo e impresionismo. De tal modo que realiza un viaje a Francia para conocer al maestro Pablo Picasso. Quién le enseño a abrir su mente a la modernidad, rechazar las ideas conformistas sobre el arte y los artistas. 

Desrtino de Salvador Dalí en colaboración con Disney.

Fue en la década de los 20’s que Salvador estableció su estilo pictórico, gracias a dos elementos muy importantes que desarrollo en esta época y adelante: el descubrimiento de los textos sobre el subconsciente y erotismo del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, y su participación en el colectivo de artistas franceses más renombrado de la década, los surrealistas.

Miembro del grupo de surrealistas; Tzara, Bretón, Dalí, Arp, Tanguy, Ernst, Crevel y Man Ray.

Un grupo de jóvenes artistas en busca de crear caos, romper el status quo, desde el arte, la política, filosofía y las reglas sociales. Fundado en la ciudad de París en 1924 bajo la dirección de André Bretón, escritor, poeta y ensayista, quién reunió a todos los otros artistas descolocados por las vanguardias artísticas. Estableció el movimiento con un manifiesto publicado en octubre del mismo año en la revista La Révolution Surréaliste, aquí se definió al surrealismo como:

Automatismo psíquico puro, por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral.

André bretón

Al colectivo se le agregaron más artistas a lo largo de su existencia, nombres como;Miró, Ernst, Man Ray, Luis Buñuel, Matta, Magritte y Salvador Dalí, entre otros. El grupo estaba lleno de conflictos internos, desorganización, celos, egos incontenidos y más drama, pero lograron organizar su primera exposición colectiva en 1925. De ese momento en adelante los surrealistas sorprendieron al mundo con su mundo onírico, antecedentes de performance y literatura creativa. 

Pero el éxito fue más resonado para algunos artistas que otros, pues fue Salvador Dalí, con su hipnótica personalidad, mundo fantástico y rebeldía, quién acaparo la atención de todos los medios. Los conflictos incrementaron, las ideologías evolucionaron y Dalí no tiene otra opción más que salir del grupo en 1935

La diferencia entre los surrealistas y yo es que yo soy surrealista

Salvador Dalí

Su partida no afecto en lo más mínimo a su trabajo, durante su estadía con los surrealistas, experimento y desarrollo un método de creación artística como nunca antes visto, basado en el subconsciente. Trabajaba con el método paranoico-critico. Este modo de trabajo implica un gran daño a la salud física y mental del artista, necesitaba que Dalí se indujera a un estado paranoico para poder producir sus piezas. Destruyendo por completo su sentido de la identidad. 

Para el artista y la comunidad que lo rodeaba, este método, aunque fuera dañino, resulto ser útil. Muchos elogiaron a Dalí por las piezas que resultaban de su método. Creo las pinturas más reconocidas del mismo artista y del movimiento surrealista. 

Dalí representa la sensibilidad humana desde su punto más sincero, el inconsciente, lo onírico, lo erótico y pasional, la putrefacción y la tortura. Sus cuadros nos dan un vistazo a sis deseos, obsesiones, repulsiones y fantasía. Su arte lo conocía aún mejor que el mismo se conocía. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.