Mar. Jul 5, 2022
2:01 am

Perfil de Artista: Tamara de Lempicka

La gran representante del Art-Decó, Tamara de Lempicka se convirtió en un sinónimo de la época, llena de sofisticación, elegancia y modernidad. El impacto que causo Lempicka en su época se transmite en las nuevas representaciones artísticas. 

Esta mujer de llena de misterio creo y transformo su propia historia, hasta un punto en el que fue irreconocible. Su infancia en Rusia ha sido registrada, editada y modificada a lo largo de los años, parte por la artista y parte por los historiadores. Existe un punto de encuentro entre los historiadores, que indican su nacimiento en 1898 en Varsovia, Polonia. Aunque para ella, su nacimiento fue en 1907 en Moscú, Rusia. Su vida es confusa y crea una serie de diversas percepciones hacia la persona. 

Lo que conocemos, y es certero, es la posición de la familia. El padre de Tamara era un conocido abogado en la sociedad, gracias a su trabajo él posicionó a su familia en la capital de San Petersburgo, con una gran posición social. Dentro de su vida aristocrática, tenía un gran contacto con las artes, en especial de su abuela. Ella la llevo a distintas ciudades de Europa para exponerla a las grandes artes. Desde sus 13 años, se empezó a desarrollar como una gran artista. 

“De repente, me encontré con obras pintadas en el siglo XV por artistas italianos. ¿Por qué me gustaron tanto? Porque eran tan claras, tan nítidas…”.  

Estudiar en las grandes academias de arte es un privilegio que muy pocos pueden disfrutar, para Tamara esta oportunidad se convirtió en un cambio radical en su carrera. Después de casarse con el abogado Tadeusz Lempicki enfoco su vida a la creación del arte. Aun así, la pareja es expuesta a la jerarquía social, con éxito, expuestos a la elegancia, al glamour y al lujo. Y poco tiempo antes de la Revolución Rusa, en 1917, se convirtieron en la pareja con más éxito en sociedad. Pero no duro, Tamara y su familia tenían que escapar a Francia. 

Establecida en la ciudad de las luces, Tamara se tuvo que despedir de los lujos y empezó a luchar por conseguir un poco de dinero para sobrevivir. Trabajando para llevar comida a su hogar y creando una nueva forma de vida en la extraña y moderna ciudad. Tanto para ella como para su hermana, la exposición a nuevos ideales revoluciono su manera de vivir. Entre el movimiento de las sufragistas y la liberación de la mujer, Tamara se convirtió en una nueva persona, en una más independiente. 

El naciente movimiento feminista le permitió experimentar su persona desde otra perspectiva, la gran ciudad le dio la libertad de encontrar y expresar facetas de su personalidad que le sorprendieron; desde su total independencia, hasta su atracción al mismo género. Desde su tiempo en París, Tamara se permite expresar el amor que tiene hacia las mujeres, sin olvidar la promesa, y el cariño, que le tiene a su esposo. Para ella, su bisexualidad, amor por las mujeres, se convierte en tema principal de su trabajo. 

Su sexualidad no era un tema de conversación o de repelo, en ciertas ocasiones era celebrada, ya que la sexualidad femenina es modificada para las audiencias masculinas.  La vida privada de Tamara se convirtió en un punto de discusión muy importante para la sociedad parisina, dentro de los salones de sociedad, las fiestas de alcurnia y las reuniones de artistas, se encontraba ella, encontrando su versión de la mujer moderna. 

Las obras de arte que crea Tamara, son celebraciones del cuerpo femenino. La presencia de figuras femeninas refleja el viaje que eligió la artista, de encontrar y disfrutar su propia feminidad sin ningún tipo de restricción, sea social o personal. Se permite amar a quien decida amar y plasmar las modelos que significaron algo para su proceso. Además, que sirven como una bella ventana a las escenas parisinas de la burguesía en un periodo complicado entre guerras. 

Su contexto histórico no la permite instalarse completamente en su querida Francia, y gracias a la Primera Guerra Mundial, tiene que escapar a Estados Unidos. Donde explora de lleno el estilo artístico del Art Deco, un estilo por el que es representativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.