Mar. Jul 5, 2022
12:58 am

Perfil del artista: Tokujin Yoshioka

El diseño se ha posicionado como una de las más frescas formas de expresión artística. Prácticamente, estamos en frecuente contacto con éste y sin embargo, no siempre somos conscientes de ello. Ahora, en un mundo actual donde el espacio se ha convertido en la principal inspiración de muchos, Tokujin Yoshioka crea desde su visión Art Nouveau combinada con sus raíces, una serie de obras que lo han posicionado como uno de los mejores diseñadores de su natal Japón. 

Nacido el 20 de abril de 1967, en Prefectura de Saga, Japón, Tokujin Yoshioka se ha colocado desde sus inicios como una de las promesas del diseño y arte, donde el juego entre el vidrio óptico y el espacio son su marca personal. Se graduó en la Kuwasawa Design School a mediados de 1986 y trabajó con Shiro Kuramata e Issey Miyake hasta el año de 1992.

Y a partir del año 2000, abrió su oficina propia bajo su firma: Tokujin Yoshioka Design.

Tokujin Yoshioka: el diseñador

Estamos en un momento decisivo y considero que tarde o temprano los diseñadores empezarán a diseñar experiencias y sentidos. Esto es lo que nos da una pista sobre el futuro del diseño.

Tokujin Yoshioka. 2012

Sumergido en el campo del diseño, arquitectura y el arte contemporáneo, el artista japonés ha encontrado un punto de fusión en la naturaleza, luz y su experiencia nata como creador, logrando así su posicionamiento como uno de los mejores diseñadores artísticos en el mundo, sin mencionar que, en Japón, se encuentra en la lista de las 100 personas más importantes de la nación. No obstante, como cada artista excepcional, Yoshioka ha atravesado todo un camino lleno de experiencias que, hasta ahora, le han traído más allá del reconocimiento mundial y autoexigencia.

En años recientes, he intentado incorporar fenómenos naturales y leyes de la naturaleza en el diseño y en la creación de trabajos originales. No es manipular la apariencia de la naturaleza, sino crear un diseño que agite el corazón y la imaginación, y que se quede en lo profundo de la memoria. El elemento más importante en dicho proceso es el recuerdo que deja la belleza de la naturaleza, que radica en el corazón de cada persona

Tokujin Yoshioka, 2012.

Si bien, su obra singular se puede apreciar en colaboraciones con marcas como Swarovski, Toyota, Hermès, Lexus, Peugeot, NTT, BMW, etc., muchas otras forman parte de exhibiciones en museos internacionales como el Museo de Arte Moderno (MoMA) y el Museo de Diseño Cooper Hewitt en Nueva York; el Centro Georges Pompidou en París, el Victoria & Albert Museum de Londres y Vitra Design Museum en Alemania.

 

Tokujin Yoshioka con frecuencia es definido como un diseñador futurista, sin embargo, su trabajo no solo maneja un concepto moderno y natural, sino también, su nacionalidad. Japón, siendo el país del sol naciente, es parte de su obra sin duda, lo que lo convierte en un hombre adelantado a su época por converger tantos elementos en una sola obra que es meramente orgánica. Tal vez sea un don extra en el artista el comprender un espacio y darle vida propia a través de una fórmula que le ha funcionado, no obstante, es también una muestra de que puede probarse a sí mismo desde cualquier perspectiva y crear experiencias únicas que lo han llevado a conseguir su más grande y ambicioso objetivo. 

Cuando creo una obra, todas mis experiencias de vida, mi yo japonés, todo se convierte en un elemento para crear. Yo prefiero algo que vaya más allá de lo material. Mi creación busca acercarse a los sentidos humanos y resaltar la importancia de estos en el diseño y la arquitectura

Tokujin Yoshioka, 2017.
Tokyo 2020 Olympic Torch (2019)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.