Mar. Ago 16, 2022
7:38 pm

Poemas para la Leo Season

Columna por: Celeste Espinosa

“En esta temporada hay que recordar que el impulso que nos da el sol, regente de Leo, nos servirá para lo que estemos buscando […]”


La Leo Season llegó con fuerza a iluminar como el sol, no soy ninguna experta, pero cualquiera que tenga nociones del zodiaco sabrá lo que se dice de los Leo, entre lo que destaca siempre su egolatría. Así que si te encuentras en un punto explosivo donde sientes que debes priorizar tus emociones y poner más límites, tal vez sea la Leo Season impulsándote a salir del caparazón y invitándote a vivir intensamente. Es una época adecuada para reconciliarse con unx mismx y experimentar con ello, como Marlene Nourbese Philip en este poema traducido por León Félix Batista:

Meditaciones de la muchacha de pómulos volátiles sobre la declinación de la belleza

Si no    Si no    Si
No
Si no en el tuyo
                         En el de quién
En el lenguaje de quién
Soy yo
Si no en tuyo

                             En el de quién
 *
En el lenguaje de quién
Soy yo             Yo soy
                                    Si no en tuyo
En el de quién
                        Soy yo
(si no en tuyo)
En el lenguaje de quién
                             No soy
No soy                  Soy tuya
Si no en tuyo
Si no en tuyo
                                        En el de quién
En el lenguaje de quién
                                    Yo soy
*
Muchacha de pómulos volátiles:
Ella es
Yo soy
Mujer del trasero que vuelve locos a los hombres
Y si no en el tuyo
Dónde está la mujer de nariz ancha
como su propia fuerza
Si no en tuyo
En el lenguaje de quién
Está el hombre de labios de luna llena
Acarreando la medianoche de color
Partida por las estrellas, una sonrisa
Si no en el tuyo
*
                             En el de quién
En el lenguaje de quién
                                   Yo soy
                                   No soy
                                   Estoy   Soy tuya
                                   No estoy         Soy tuya
                                   Soy yo             Yo soy
Si no en tuyo
                      En el de quién
En el lenguaje de quién
             Soy yo
Si no en el tuyo
                             Bella.

Sin embargo, como todo, la Leo season puede influir en nuestra forma de relacionarnos de manera negativa, se dice mucho que los nacidos bajo este signo son personas poco empáticas que consideran que su razón es la única válida, lo que en ocasiones los convierte en personas poco flexibles, egoístas y perdemos el contacto con el lado compasivo, en este sentido, Edwin Madrid, de Ecuador, expresa en el siguiente fragmento de poema la forma más cruel de llevar el instinto ególatra al límite:

Delicias de la noche

Obedezco a una noble traición perversa
     amo el dolor, la belleza y el rencor,
sobre todo, la crueldad.

Conservo recuerdos insurrectos de mi infancia,
     rememoro la faz marchita de personajes
que me instruyeron en una degeneración ilustre.

Reconstruyo escenas macabras que presencié
          asombrado e inocente.

Mi espíritu es desde aquellas noches
     crítico y blasfemo contra el mundo
y sus habitantes, esto sería suficiente
para dar cuenta de mi desbordada existencia.
 
Detesto a mis semejantes quienes
 pueden inspirarme únicamente epigramas inhumanos.

 Confieso que desde muy joven
     realicé actos que despertaban
el pánico y el aturdimiento de los viejos.
 

II

 
Nunca me sedujeron los placeres mundanos
y siempre he recurrido a la soledad.

Aqiev me atrajo por su bosque yerto y
su inhóspito paisaje, allí el río cruza
como un chorro de sangre, y sus márgenes
torcidas son azotadas por vientos putrefactos
que en las noches invaden el aire
    de manera demencial.

La curiosidad  me indujo por sus parajes,
cada vez más desolados, donde el graznido
de los pájaros de mal agüero y la oscuridad
de la noche me solazaban en mis pensamientos.

[...]

En esta temporada hay que recordar que el impulso que nos da el sol, regente de Leo, nos servirá para lo que estemos buscando, para mí el calor del sol y el fuego significan la fuerza renovadora, el momento de explosión en el que la única posibilidad parece ser la combustión pero que en el proceso irradia luz, fuerza, ímpetu devastador capaz de poner fin a cualquier sufrimiento, así que este poema del poeta mexicano Emi G. Canchola me parece un gran ejemplo de la fuerza transformadora de la que hablo: 

Mi madre y yo somos la tumba en la que papá se arrojó

El abuelo
respaldado por los ancestros
le enseñó a papá que todo hombre
guarda su luz en una caja de metal

papá en el baño
se prueba la ropa de mamá
le dice al espejo
una y otra vez
no soy hombre

no soy hombre no soy hombre

al abrir la puerta de su cuerpo
se asoma un jardín de rosas
árboles que tocan las nubes
cielo atrapado que quiere salir

mi madre y yo somos la tumba
en la que papá se arrojó

pero los muertos nunca mueren
se mantienen intactos en la memoria
resucitan al tercer día
o nacen

papá volteó el revés de su piel
nació

con la boca llena de polen
y los pétalos debajo del vestido
desmontó la cerradura
abrió la caja de metal

una luz intensa devoró la casa
creció la vegetación en el pasillo
los árboles despedazaron el techo
un río se llevó nuestros muebles

mamá no soportó la luz
quedó ciega

muda y ciega se fue
no sin antes condenarlo
en el nombre del Señor
al fuego eterno

y papá se incendió

y yo nunca pude apagarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.