Mar. Ago 16, 2022
8:36 pm

Posible ilustración de Durero descubierta en un libro de la Biblioteca Estatal de Oldenburgo


La -posible- obra del artista alemán había pasado desapercibida durante más de 230 años


Se ha descubierto una ilustración realizada -probablemente- por el artista renacentista de Núremberg, Alberto Durero. La Biblioteca Estatal de Oldenburgo calificó el descubrimiento de la obra como un hallazgo espectacular. La miniatura coloreada se presentó al público en Oldenburg el martes por la noche; en presencia del Ministro de Ciencia de Baja Sajonia, Björn Thümler

La obra mide sólo 16,5 por seis centímetros y adorna la primera página de un texto griego impreso por el editor veneciano Aldus Manutius (1450-1515). Dos putti sobre criaturas marinas enmarcan el escudo del erudito de Núremberg, Willibald Pirckheimer (1470-1530). El libro perteneció a la biblioteca de Pirckheimer y está en posesión de la actual Landesbibliothek desde 1791. 

Biblioteca Estatal de Oldenburgo (Landesbibliothek Oldenburg)

Pirckheimer y Durero (1471-1528) eran muy amigos. Está documentado que en 1634 los herederos de Pirckheimer vendieron 14 libros con supuestas ilustraciones del maestro a un coleccionista de los Países Bajos. Se conocen seis de estos libros, y se puede demostrar que el libro de Oldenburg es el séptimo de la serie. Debido a esta tradición, los expertos de Oldenburg consideran muy probable que la miniatura sea de la mano de Durero. Sin embargo, aún está pendiente una investigación histórico-artística comparativa, dijeron.

Durero es considerado el artista alemán más importante del Renacimiento. Es más conocido por sus pinturas, gráficos o diseños de objetos cotidianos; sin embargo, también se conoce que ilustraba libros, aunque no hay certeza sobre las ediciones de Pirckheimer.

“La similitud con Durero es indudable”, dijo Matthias Weniger, del Museo Nacional de Baviera en Múnich. Pero le habría parecido más sensato hacer primero la investigación pertinente antes de mencionar el espectacular nombre de Durero. Algunos expertos ajenos a Durero desean ver primero la miniatura antes de comentar las pruebas de Oldenburg.

La ilustración se descubrió al investigar los grabados del editor Aldus Manutius en la biblioteca estatal. La llamada Colección Aldinen de Oldenburg reúne 263 de sus obras, que se consideran un testimonio de la historia temprana de la imprenta en Europa. El libro de Pirckheimer llegó a la Biblioteca Ducal de Oldenburgo -actual Landesbibliothek- en 1791. Sin embargo, la posible importancia histórica y artística de la obra, encontrada en la parte inferior de la página uno, permaneció anónima durante más de 230 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.