Después de tres años de intensos debates e incluso polémicas, el ICOM aprobó finalmente la nueva definición de “museo”.


Tras un debate de varios años, el ICOM, el Consejo Internacional de Museos, principal organismo que representa a los museos de todo el mundo, ha aprobado la nueva definición del término museo. La definición fue aprobada hoy durante la Asamblea General Extraordinaria del ICOM en Praga, con una mayoría del 92,4% (a favor: 487, en contra: 23, abstención: 17).

La nueva propuesta fue formulada por el comité del ICOM Define, coordinado por Bruno Brulon y Lauran Bonilla-Merchav, que contó con una amplia participación de los Comités Nacionales e Internacionales, que a su vez participaron en los trabajos tras amplias consultas entre los miembros.

De acuerdo con el Consejo, esta nueva definición está en consonancia con algunos de los principales cambios en el papel de los museos, y reconoce la importancia de la inclusión, la participación de la comunidad y la sostenibilidad. Después de la elección, durante la próxima Asamblea General Ordinaria, también habrá una reunión para definir los próximos pasos para la implementación y adopción de la nueva definición, en colaboración con ICOM Define.

De igual manera, sustituye, después de exactamente quince años, a la aprobada durante la 22ª Asamblea General del ICOM celebrada el 24 de agosto de 2007 en Viena:

Un museo es una institución permanente, sin ánimo de lucro, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público, que investiga los testimonios materiales e inmateriales del hombre y de su entorno, los adquiere, los conserva, los comunica y los expone específicamente con fines de estudio, educación y disfrute.

A nivel internacional, el debate sobre el papel y la definición del museo continuó casi ininterrumpidamente. Tras la Conferencia General del ICOM de 2016 en Milán, se nombró un nuevo Comité Permanente para estudiar y modificar la definición de Museo. El Comité de Definición, Perspectivas y Potencialidades de los Museos (MDPP, 2017-2019) tenía como objetivo ofrecer una perspectiva crítica sobre la definición actual en el contexto internacional.

Tras años de consultas, la modificación se propuso en agosto de 2019, de cara a la Asamblea General que se celebrará ese año en Kioto el 7 de septiembre. La definición propuesta en 2019 era mucho más larga:

Los museos son espacios democratizados, inclusivos y polifónicos para el diálogo crítico sobre pasados y futuros. Reconociendo y afrontando los conflictos y desafíos del presente, preservan los artefactos y especímenes en custodia para la sociedad, salvaguardan las diversas memorias para las generaciones futuras y garantizan la igualdad de derechos y el acceso al patrimonio para todas las personas. Los museos no tienen ánimo de lucro. Son participativas y transparentes y trabajan en asociación activa con y para diversas comunidades para recopilar, preservar, investigar, interpretar, exponer y mejorar la comprensión del mundo, con el objetivo de contribuir a la dignidad humana y la justicia social, la igualdad global y el bienestar planetario.

Sin embargo, no contó con el beneplácito unánime y desencadenó una serie de polémicas, que también dieron lugar a una cadena de dimisiones debido a la excesiva diversidad de opiniones de las distintas almas del ICOM. He aquí, pues, lo que es hoy un museo, de acuerdo con el ICOM:

Un museo es una institución permanente, sin ánimo de lucro, al servicio de la sociedad, que investiga, recoge, conserva, interpreta y expone el patrimonio material e inmaterial. Abiertos al público, accesibles e inclusivos, los museos fomentan la diversidad y la sostenibilidad. Funcionan y se comunican de forma ética, profesional y con la participación de las comunidades, ofreciendo experiencias variadas para la educación, el disfrute, la reflexión y el intercambio de conocimientos.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window