Además, el INAH anunció que abriría una parte del yacimiento de Chichén Itzá conocida como Chichén Viejo, hasta ahora estaba cerrado al público.


El titular del INAH, Diego Prieto Hernández, anunció la construcción de un museo de sitio en Chichén Itzá. Afirma que con la nueva infraestructura se ampliará la divulgación de la antigua ciudad maya. También anunció un Centro de Atención a Visitantes para la Zona Arqueológica de Ek’ Balam, donde se lleva a cabo la conservación de importantes estructuras.

Los detalles sobre el proyecto han sido hasta ahora escasos, pero el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México ha dicho anteriormente que se han asignado 14.4 millones de dólares para construir el museo, así como un nuevo centro de visitantes, y para las labores de conservación. Asimismo, anunció la próxima apertura al público de un tramo más de su ruta conocida como Chichén Viejo o Serie Inicial.

Chichen Viejo

El antropólogo indicó que la aplicación del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza) ha permitido contar con el proyecto ejecutivo para la construcción del Centro de Atención a Visitantes (Catvi) y el Museo de Sitio de Chichén Itzá, cuya edificación, a cargo de la empresa Ingenieros Civiles Asociados, ha iniciado.

También señaló que hay 75% de avance en la habilitación de la Serie Inicial o zona de Chichén Viejo, con la puesta en valor de un par de plataformas, una de ellas denominada Maudslay, en honor a la arqueóloga británica que inició las exploraciones en ese sector.

De igual manera, se encuentra la cancha del Juego de Pelota y las casas de la Luna y los Caracoles. “Espacios que ampliarán sustancialmente el circuito de visitas en esta zona arqueológica”. Explicó que Ek’ Balam, una zona arqueológica de singular belleza, cercana al municipio de Valladolid, también contará con un Catvi, del que está a punto de concluirse el proyecto ejecutivo.

Proyecciones

El nuevo museo mostrará algunos de los últimos descubrimientos arqueológicos de la región, incluidos algunos hallados durante las excavaciones del polémico proyecto del Tren Maya.

A pesar de encontrarse en fase de planificación, se confirma que sustituirá a un edificio mucho más pequeño que cerró hace más de diez años. Es probable que siga el modelo del museo de sitio de otros complejos gestionados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con una exposición permanente de los objetos hallados durante las excavaciones en el vasto yacimiento o en sus inmediaciones, conocido sobre todo por albergar la pirámide de la deidad serpiente K’uk’ulkan, una de las siete maravillas del mundo moderno.

Carlos Esperón, director del Museo Maya de Cancún, en el vecino estado de Quintana Roo, explica que las obras “podrían durar dos años”. Incluso una vez concluida la prospección preliminar del yacimiento, el proyecto avanzará lentamente, ya que “todo el trabajo del suelo se hará manualmente para minimizar el riesgo de estructuras no detectadas”.

Añade que “es posible que algunos de los objetos expuestos en el Museo Maya de Cancún” se presten o trasladen a Chichén. “Tenemos unas reproducciones magníficas de los pagautunes, personajes míticos que eran muy importantes en la cosmología maya –los mayas creían que sostenían el cielo–, que se pueden ver en algunos de los templos de Chichén. Es posible que vayan al nuevo museo”.

Visited 1 times, 1 visit(s) today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window