Mar. Dic 6, 2022
12:38 pm

Subasta de Villa Aurora y mural de Caravaggio vuelve a fallar

A pesar de un descuento considerable y de ser hogar de un mural del maestro italiano, la venta de la villa ha fallado por segunda vez en tres meses, nuevamente sin oferta alguna.


Los ojos del mundo —y nada más— se posaron nuevamente sobre el Casino di Villa Boncompagni Ludovisi (también conocida como Villa Aurora), edificación datada hacia el siglo XVI, la cual se encuentra ubicada en Roma, Italia. El pasado 18 de enero, se puso en subasta el histórico recinto, hogar de lo que se considera el único mural de techo de Caravaggio (Michelangelo Merisi, 1571-1610), pintor italiano y gran maestro de estilo barroco; la obra fue realizada en 1597 y representa a Júpiter, Plutón y Neptuno, en medio de un globo terrestre rodeado por los signos del Zodíaco.

Jupiter, Neptuno y Pluto

Al encontrarse en la residencia romana de los príncipes Ludovisi Boncompagni, el anuncio de la venta causó fuertes protestas del sector cultural italiano, el cual exigió la intervención del Estado. Se esperaba que, al tratarse de un edificio histórico, la subasta se encontraría llena de pujas, por lo que se optó por una duración de 24 horas para la venta del imponente palacio de 2,800 metros cuadrados, repartidos en seis plantas con un suntuoso jardín. Sin embargo, esto no sucedió.

El precio mínimo inicial de la propiedad se fijó en 471 millones de euros (alrededor de 533 millones de dólares), un 25% del presupuesto anual del Ministerio de Cultura italiano; siendo el mural lo que abarca la mayor parte de esa cantidad, ya que se valuó en €310 millones ($351.3 millones); además, de acuerdo con un estudio realizado por The Guardian, el mantenimiento y la restauración de la villa alcanzaría los  €11 millones ($12.5 millones). Tras el anuncio de la subasta, la princesa Rita Boncompagni Ludovisi, actual propietaria del lugar, argumentó sobre el precio: “Digamos que estás comprando un Caravaggio con una casa”.

Ahora, casi tres meses después de lo que se consideró como una subasta desierta, la propiedad se colocó nuevamente en venta el pasado 7 de abril con un descuento del 20%, descendiendo su mínimo estimado a €376.8 millones ($410.3 millones). El resultado fue el mismo. Por segunda vez, la villa no logró atraer a ningún posible comprador, por lo que la siguiente ronda de subasta se llevará a cabo el próximo 30 de junio con otro 20% de descuento, llegando a los €301 millones ($327 millones). En caso de que la tercera ronda no consiga un comprador, un juez será el encargado de marcar el estimado mínimo para la cuarta ocasión.

La prensa italiana, que llegó a calificar el evento como “la subasta del siglo”, ha especulado sobre los posibles compradores de este tesoro artístico y arquitectónico. Si la casa se vende por un precio cercano al valor inicial de la subasta, será una de las ventas de bienes raíces más caras jamás registradas públicamente en la historia, a pesar de los cortes porcentuales que sufre en cada subasta desierta.

La princesa, que ahora tiene 72 años, fue la principal impulsora de un proyecto de restauración iniciado en 2003, después de que la villa fuera abandonada. Eso llevó a su apertura a estudiantes y pequeños grupos privados. Pero las visitas cesaron cuando su esposo murió hace cuatro años.

Su testamento le dio a la princesa los derechos de vivir en la propiedad todo el tiempo que ella deseara, e indicó que cuando se vendiera, las ganancias se dividirían entre la princesa y los tres hijos de su matrimonio anterior. Pero los hijos le han disputado el derecho a vivir en Villa Aurora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com