Mar. Jul 5, 2022
12:51 am

Virtual Niche y Breadcrumbs: cuando lo digital se transporta a lo físico

Una vez más, el mundo virtual ha dado un paso hacia el futuro. Toda esa controversia entre sí debemos considerar “arte” algo que no podemos presenciar en un espacio físico como lo es una galería o alguna exposición, ha generado que, de algún modo u otro, la atmósfera digital creará sus propios espacios expositores. Sin embargo, algo que siempre ha sido un punto característico de las bellas artes en general, es que se adaptan a las circunstancias y exigencias de las sociedades. 

Una pequeña muestra de esta adaptabilidad, fueron los eventos artísticos y culturales que surgieron mientras los principios de la pandemia golpeaban a la humanidad. Desde puestas en escena hasta conciertos en la comodidad de los hogares, el arte nunca durmió, sino que, aprovechó esta ventana para enseñarnos más de una lección.

No obstante, cuando se habla de los ya colocados NFTs, muchas dudas salen a la luz ciertamente, mas aquello que aún atormentaba, era la oportunidad de hacerlo físico y “real”.

Concebir la idea de una exhibición donde el protagonista sea la digitalidad, sonaba como una imposibilidad por el simple hecho de que se tratan de archivos digitales, pero ya hemos sido testigos de cómo las experiencias inmersivas hacen esta convivencia posible. 

Ahora, con la tecnología a su favor, el arte NFT es más físico de lo que creíamos. 

Virtual Niche: Have you seen memes in the mirror?

El mundo y mercado de los NFTs ha incrementado cada vez más desde el 2020. El convivir con ellos a través de las redes sociales se está normalizando entre artistas y espectadores pero, ¿qué pasaría si pudiéramos verlos en nuestro mundo físico? La respuesta a esta pregunta ya la respondió la primera exhibición de NTFs en el mundo: Virtual Niche: Have you ever seen memes in the mirror?

Organizada por BlockCreateArt (BCA), Digital Finance Group y Winkrypto, Virtual Niche nace gracias a esa búsqueda de unir a estos nuevos artistas y coleccionistas más allá del mundo digital. 

Dentro de ésta, se perfilaron más de treinta criptoartistas cuyas trayectorias en esta nueva vertiente artística ya tienen una visión sobre el paradigma entre la realidad y la ficción. Entre ellos, suenan nombres como el de Beeple, Tiger Cai, Fewocious y Robert Alice, quien debutó con su colección “Retratos de una mente”.

La tecnología y el arte parecen ser dos campos opuestos, pero la lógica detrás de ellos es sorprendentemente consistente, ambos están impulsados por la curiosidad y la imaginación. La ciencia busca la verdad y el arte busca la estética; ambos requieren investigación y creatividad constantes. Espero que esta exposición saque a relucir la belleza de la tecnología y el arte combinados en la era de Web3. También será la primera vez que la comunidad Bitcoin de China y la comunidad de Polkadot se cruzan

Qinwen Wang, productora de la exposición, Web3 Foundation China Community, miembro del Consejo de la Red Polkadot

En sí, el objetivo de esta exposición era el crear un ambiente que lograra consolidar tanto histórica como socialmente el criptoarte muestra las diferentes visiones del mundo a nuestro alrededor, generando un espejo dentro de una estética inmersiva. Al construir un espacio físico donde se construya una conexión más profunda, eleva a los NFTs a una categoría legítima en las bellas artes a pesar de tener una naturaleza satírica: los memes. 

Esto fue gracias a una serie de instalaciones de luz diseñadas por Niko Edwards. La exposición se dividió en dos partes. La primera, era de color rojo y mostraba los aspectos principales y más atrevidos del criptoarte. El segundo, era de color azul y se encargaba de demostrar los aspectos más sutiles y sublimes de esta tendencia artistica. Finalmente, esta exhibición tuvo lugar en UCCA Lab en Beijing, China, desde el  26 de marzo al 4 de abril de 2021. 

Breadcrumbs: Art in the age of NFTism

Ya hay una galería en Nueva York dedicada exclusivamente a mostrar esta forma de arte digital y hay hardware dedicado disponible para mostrar estas obras. Una parte significativa del arte aparentemente tradicional exhibido en galerías nació de medios digitales, desde estudios para pinturas y esculturas hasta casi todos los videos y trabajos fotográficos. Breadcrumbs será indistinguible de una exposición no NFT en la medida en que habrá un marco basado en la instalación sobre el que se presentarán fotos, impresiones por computadora, pinturas y objetos, así como una vida paralela como tokens no plegables. Los artistas van desde los primeros pioneros en NFTs como R. Myers, Kevin Abosch y Anna Ridler a veteranos de galería establecidos como Darren Bader y Eva Beresin. Bienvenido a lo nuevo ahora

Kenny Schachter

Así es como Kenny Schachter expresa su entusiasmo y razón por la nueva exhibición de NTFs, cuyo nombre hace referencia al método de navegación internauta conocida como “Breadcrumbs” (migas de pan). De hecho, este esquema de travesía en el internet tiene su origen en el rastro que deja un usuario dentro de un sitio web, casi al estilo de Hansel y Gretel.

Sin embargo, Breadcrumbs: Art in the age of NFTism tiene como objetivo el acoger y hacer visible a un grupo temprano en lo que llaman “NFTismo”, atendiendo al arte, espacio, tiempo y realidad. Como parte de su justificación, hacen ver que el arte en su estado statu quo no tiene un interés por el cambio deliberado hasta que se vea obligado por la nueva y rara extravaganza de los nuevos artistas y coleccionistas. El dar un paso hacia el pasado, podría cerrar las puertas al futuro, y con ello, dejar que el arte esté siempre delimitado por una estética “perfecta”. 

Los NFTs no son un arte nuevo, pero sí han tenido un importante impulso por los artistas que han experimentado con ella. El delimitar al criptoarte como una imagen en lo digital que se vuelve viral, es quitarle la esencia con la cual fue creado. La exposición trata de crear cuestionamiento entre la naturaleza de esta nueva estética, la oposición y la eliminación de una autoridad moral-histórica que siempre delimita al arte y sus alcances. Se está abierta a las sorpresas y no busca reemplazar al arte físico.  

La exposición tuvo lugar en la Galería Nagel Draxler, ubicada en Alemania. 

El arte, como ya hemos presenciado, tiene mucho que mostrar si así se lo permitimos, pero es gracias a esta nueva era artística que nos podemos cuestionar dos cosas: 

¿Es válido ignorar lo nuevo? ¿Por qué delimitamos el arte cuando éste no nos delimita a nosotros? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.