Mar. Jul 5, 2022
2:00 am

Perfil de Artista: Félix González Torres

No hay muchas obras de arte que me pongan sentimental. O, al menos eso piensan todos antes de conocer el trabajo de Félix González Torres. Recientemente los usuarios de TikTok han compartido como, a comparación de otros medios de entretenimiento, el arte plástico se ha quedado corto al momento de causar reacción emocional. Excepto cuando se trata del trabajo de este artista. 

Nacido en 1957 en Guáimaro, Cuba, pero realmente era un ciudadano del mundo.Después de ser trasladado de Cuba a un orfanato en Madrid, junto con su hermana Gloria. Tiempo después vive su infancia en Puerto Rico y subsecuentemente en Nueva York para estudiar y ser profesional de las artes. Durante su tiempo en la ciudad de Nueva York organizó muestras de artes, manifestaciones políticas y recibió todo tipo de alabanzas desde el mercado y la escena del arte. 

Dando mucho con tan poco

Las obras de Félix podrían ser confusas para aquellos que no tienen un acercamiento al arte, pues transmiten un gran mensaje con muy pocos elementos visuales. Como parte del Grupo Material los artistas sostenían que las piezas artísticas creadas desde los objetos  cotidianos, los mensajes caen con más peso al relacionarlos con objetos que nos rodean. El grupo basado en Nueva York creía en la conexión entre las artes y la educación, facilitando el acceso a la educación a su propia comunidad. Desde un principio podemos ver el compromiso que tenía el artista con la creación de comunidad a partir del arte. 

Su contexto dictaba las creaciones artísticas, al  vivir en una ciudad plagada de inseguridades físicas, emocionales, políticas y sociales sus piezas estaban fuertemente ligadas con el activismo político. Como artista latino, marxista y homosexual hablaba contantemente sobre la muerte y las intersecciones de identidad. . 

Félix se sostenía con fuerza como mimebro de la comunidad LGBTTTIQ en momentos cruciales para el movimiento de liberación homosexual y la constante pelea contra la ignoracia y la pandemia del SIDA. Pero, más que un arte político que reclama, Félix creaba momentos de reflexión desde la tranquilidad, el sentimiento y la ternura. Su activismo contaba en tocar la sensibilidad de aquellos que nombran a lo diferente como maligno, plasmando la realidad de su vida. Tocando los momentos de disfrute, tragedia, muerte y esperanza. 

El arte y su amor

Félix González Torres usa el amor como detonante de otras emociones, la ternura se convierte en el facilitante de un mensaje mucho más complejo.

Con su serie de retratos fuera de lo común, Untitled. El artista vierte una pila de dulces coloridos en la esquina de la galería. Estas pilas representan a varias personas, Portrait of Dad tiene dulces blancos, USA Today tiene dulces azules y rojos, pero es Portrait of Ross la pieza más colorida. Portrait of Ross esta constituida de una pila de caramelos coloridos, haciendo referencia al arcoiris, cada pila pesa 79 kg que representa el peso ideal de la pareja de Félix.

Cada dulce que es retirado por el visitante es un gramo menos de Ross hasta que la pila desaparezca, de la misma manera que desapareció su amante. Tras ser diagnosticado con SIDA Ross fue disminuyendo de peso, desapareciendo poco a poco. Para el artista este retrato no solo muestra los últimos días de Ross, también retrata la inacción del sistema de salud americano con la acción del visitante, siendo partícipes a la desaparición de Ross. Es un reflejo de cariño y desesperación. 

Es en Perfect Lovers donde explora a fondo su relación con su pareja Ross. Dos relojes similares se acomodan de manera perfecta para que estén lo más cercano posible, con la misma función y la misma hora. Poco a poco uno de los mecanismos empieza a fallar, un reloj empieza a bajar el ritmo hasta que se detiene por completo, mientras el otro sigue con su función predeterminada. El tiempo está siendo el enemigo de estos perfectos amantes. Aunque los relojes empiecen el recorrido de manera simultánea, deben de partir la sincronía.

Perfect Lovers. Félix González Torres.

Todo el dolor de la muerte de Ross, se ve reflejado en Untitled (Bed) una serie de 24 anuncios espectaculares con la imagen de una cama vacía, con sábanas desarregladas y cuerpos marcados. Los 24 espectaculares plasmaron la ciudad de Nueva York después de la muerte de Ross el día 24. Después de un temeroso proceso de defunción Ross y Félix se encuentran por siempre separados, la presencia de los cuerpos en la cama es visible pero su realidad es escondida. Esta pieza no es solo parte del proceso de duelo, es una posición política ante el gobierno norteamérica y sus políticas de salud. 

Untitled (Bed) Félix González Torres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.