Lun. Sep 26, 2022
1:04 pm

¿Cómo un básico se convierte en un básico?

Columna por Ellie Rossebanks

“Al contrario de una tendencia, ya sea macro o micro, un básico no tiene ese auge o ese pico que se espera de las modas, sube lentamente y sigue su camino de manera estable […]”


La industria se rige muchas veces por las tendencias que se llevan, pero no podemos vivir de tendencias ni de nuevas modas que surgen, ya que estas cambian de un momento a otro; no hay una periodicidad fija y de haberla, tendríamos que cambiar nuestro clóset diariamente. No es sustentable y mucho menos viable porque las tendencias no van con todas las personas y mucho menos se ajustan a todos los estilos. Por ello se recomienda que un clóset funcional parta de un 80% básicos y un 20% tendencias.

La explicación de las tendencias

No muchas personas conocen el trabajo de las y los predictores de tendencias, pero es un trabajo que existe y que ha mantenido a las grandes marcas funcionando y siendo relevantes durante un tiempo. Todas las prendas empiezan como una tendencia, y de ahí se derivan a ser básicos, pero el trabajo de quienes predicen tendencias parte desde, a veces, cinco años antes de que la prenda surja.

Este oficio se dedica a analizar las subculturas, los movimientos sociales y las personas que dirigen a las masas, todo esto para saber qué se estará usando y qué representará en un tiempo. El trabajo que se desarrolla es un trabajo laborioso y hay desde personas que predicen el color de una temporada, hasta las texturas, o las telas que se usarán; se divide en muchos campos y son trabajos de investigación y actualización constantes, trabajos que no se pueden dejar a la libre interpretación y son muy meticulosos.

Existen diferentes tipos de predicciones, las de largo y corto plazo. Por su parte, las de corto plazo se basan en lo que las marcas estarán produciendo de 6 a 12 meses, que es aproximadamente cada que salen las colecciones: ya sea primavera-verano u otoño-invierno. Estas son llamadas “microtendencias”. Se sabe que estarán en auge por muy poco y que su tiempo de vida es muy pequeño, justo por su color, estilo, lo que esté pasando dentro de la sociedad y sobre todo, en la cultura pop.

Las tendencias de largo plazo también son conocidas como “macrotendencias”, siguen siendo tendencias pero ya abarcan una periodicidad más amplia y una investigación más profunda: hablan desde cambios de raíz en la política, en la moda y en general en la demografía de las personas que la están consumiendo, los cambios tecnológicos y científicos que se hacen; toda la evolución de la sociedad y el contexto que la alberga.

Una microtendencia está diseñada por las industrias para ser desechada de una forma deliberada, por buscar vender solamente (y estar a la par) de lo que se busca ser consumido en el momento; mientras que para las macrotendencias se realiza un plan de producción más elaborado porque tendrá más impacto en la sociedad, tanto como las que lo consumen como las que sólo observan (que se espera que también consuman el producto, o una derivación, eventualmente).

Cómo funciona una tendencia vs. un básico

Una tendencia comienza cuando una persona o un grupo pequeño comienza a usar una prenda que puede ser, o no, riesgosa para la industria, algo considerado un parteaguas o algo distópico. Todo esto para después ser replicado en otra minoría que pronto se convierte en una mayoría. De ahí, las empresas se dan cuenta de este fenómeno y lo toman como propio, aunque esto en ciertos casos puede ser el primer paso, ya que la industria, al tener a sus predictores y predictoras de tendencias son los que se arriesgan a que su producto. Vendido o no. Replicado o no. Posteriormente, las empresas de fast fashion democratizan esta prenda o color y es distribuido a personas que antes no podían pagarlo.

Es así como las tendencias tienen su auge y bajan al mismo tiempo. Justo cuando están en el pico, es cuando las marcas las adoptan.

Hay una curva que explica este fenómeno, se llama Curva de Rogers, en ella también aparecen las macrotendencias, las cuales, su subida es más tardía pero sucede lo mismo en una cantidad diferente de tiempo (una más longeva). Un claro ejemplo de una microtendencia en la cultura popular es Regina George en “Mean Girls” (Chicas Pesadas), justo en la escena donde le cortan a su musculosa en la parte de los pechos y al día siguiente todas las chicas están usándola, pero así de pronto como aparece, así de pronto se esfuma.

Al contrario de una tendencia, ya sea macro o micro, un básico no tiene ese auge o ese pico que se espera de las modas, sube lentamente y sigue su camino de manera estable; pasa por ese proceso y se puede considerar un básico después de 5 años de verse en todos los lugares posibles. Además, un básico se caracteriza por ser confeccionable. Un claro ejemplo son los jeans de mezclilla, a ellos se pueden acceder desde un módico precio hasta un precio más exagerado, se les encuentra en diversos colores y tonalidades del mismo, hay cortes diferentes y son adaptables a los tipos de cuerpo y sobre todo, se les puede confeccionar de diversas formas, agregar detalles, estampados, serigrafías y combinaciones de telas. 

Los básicos abarcan desde jeans de mezclilla, los jeans negros (algunas veces en skinny jeans), shorts o bermudas de mezclilla azul o blanca, playeras de rayas o estampados, blusas o camisas negras y blancas, una chamarra de mezclilla, abrigos, zapatos formales y negros y algún detalle del cuello de diversas tonalidades básicas como bufandas rojas, corbatas negras o corbatines blancos o azules.

Para este regreso a clases o comienzo de labores, los básicos serán indispensables, pero si se trata de una persona que quiere estar actualizada en las tendencias, es importante que, justo en este inicio de las semanas de la moda de otoño-invierno que se acercan, se observe con cautela cuáles son los patrones, colores y texturas o telas que se están usando y de ahí se parta, tanto para no contaminar tanto y ser más sustentables como para poder economizar sin perder el estilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.