Mar. Ago 16, 2022
8:41 pm

El FBI incauta 25 cuadros sospechosos de Jean-Michel Basquiat expuestos en Florida


La institución federal investiga el origen y la procedencia de una colección de dudosa autenticidad expuesta en el Museo de Arte de Orlando; podrían tener un valor de hasta 100 millones de dólares.


Las 25 obras atribuidas a Jean-Michel Basquiat (1960-1988) y expuestas en el Museo de Arte de Orlando, en Florida se incautaron debido a ciertas dudas sobre su autenticidad. El museo atendió el viernes una petición del FBI para acceder a la exposición Heroes & Monsters: Jean-Michel Basquiat, en la que se presentaban las obras del pionero del arte callejero. Hay mucho en juego: en casi de autentificarse, a pesar de sus dudosos antecedentes y algunos detalles extraños, los 25 cuadros podrían valer hasta 100 millones de dólares. Las obras están ahora en manos de la policía federal estadounidense

La clausura de la exposición estaba previsto para el 30 de junio; mientras tanto, el museo seguiría cooperando con el FBI. Según el New York Times, el FBI lleva investigando la recaudación desde el año pasado.

Las piezas, pintadas sobre envases reciclados, eran poco conocidas hasta que se inauguró la exposición en febrero. De acuerdo con el diario estadounidense, una de las obras se pintó en la parte posterior de un paquete que decía “Alinee la parte superior de la etiqueta de FedEx aquí”. Sin embargo, el tipo de letra no fue utilizado por la empresa hasta 1994, seis años después de la muerte del artista, añadió el Times, citando a un antiguo empleado de FedEx.

El FBI incautó las obras basándose en una declaración jurada de 41 páginas en la que se afirma que:

[Existe] información falsa relacionada con el supuesto propietario anterior de las obras. Además, la investigación también mostró intentos de vender las obras utilizando documentos de procedencia falsos, y extractos bancarios que muestran posibles llamadas para invertir en arte que no es auténtico.

Los propietarios de las pinturas -un marchante de arte y una persona jubilada-, afirman que Basquiat las pintó en 1982 y que las vendió por 5,000 dólares a un productor de televisión y escritor ya fallecido, Thad Mumford. Según ellos, los guardó en un almacén y se olvidó de ellos durante 30 años.

Por otra parte, una agente de tráfico de arte, Elizabeth Rivas, afirma que se reunió con Thad Mumford en 2014 y se enteró de que “nunca había comprado ninguna obra de Basquiat y no tenía conocimiento de ninguna obra de Basquiat en su unidad de almacenamiento”. El director del museo, Aaron De Groft, siempre ha sostenido que las obras son auténticas, citando una valoración de la colección realizada en 2019 por un reconocido -aunque ya fallecido- experto en el repertorio de Basquiat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.