Mar. Ago 16, 2022
8:49 pm

Yolanda Segura y la disidencia sexual

Imagen destacada: Serie de circunstancias posibles en torno a una mujer mexicana de clase trabajadora (Almadía, 2021)

Columna Por: Celeste Espinosa

“Yolanda manifiesta en sus poemas posturas sin hacer manifiestos, poemas que parecen cuentos y que dibujan con facilidad imágenes que aparecen con claridad mientras uno va leyendo”.


Junio está próximo a terminar entre marchas de colores, arcoíris por muchas marcas que no temen evidenciarse como oportunistas y discusiones en internet… demasiadas discusiones en internet. Twitter siempre ha sido el criadero de opiniones y posturas que inevitablemente van a encontrar otra con la cual estrellarse de frente, si una quiere ver polaridad basta con buscar un tema polémico en la red social para encontrarse con miles de puntos de vista. 

Este mes, muy entonado al mes del orgullo, el tema a discutir fue la película Lightyear, el motivo por el que causó tanto revuelo fue un beso de un segundo entre dos mujeres quienes aparecen como madres de una de las astronautas. En lo personal todo el tema me pareció muy divertido, un montón de personas en contra de que se les inculque ideología de género con la usual cantaleta de “Con mis hijos no” me parece ya más un chiste que una protesta real, sin embargo, entre todo este embrollo de opiniones me quedó muy claro algo: el amor entre mujeres sigue siendo un tabú siempre que no es para consumo masculino. 

Yolanda Segura

Es curioso que una muestra de afecto entre dos mujeres que, desde la narrativa de la película, son pareja y crían juntas a una niña causara tanto escándalo en un país donde la pornografía de tema lésbico es una de las más buscadas en internet, parece evidente que existe una doble moral en la sociedad que no tiene empacho en buscar a mujeres sexualizadas siempre y cuando se muestren para consumo. Reflexiones como estas me llevan a pensar que es más que necesario leer / ver / pensar en otras formas de concebir el amor entre mujeres, por ello en esta ocasión quiero compartir la obra de Yolanda Segura.

Yolanda es una escritora, activista, profesora, fotógrafa y disidente sexual originaria de Querétaro. Ha publicado cuatro libros de poesía: o reguero de hormigas (2016), Todo lo que vive es una zona de pasaje (2016), estancias que por ahora tienen luz y se abren al paisaje (2018),  per/so/na (2019) y serie de circunstancias posibles en torno a una mujer mexicana de clase trabajadora (2021), además ha colaborado en otras obras escribiendo ensayo y ha presentado sus fotografías en diversos foros.

Yolanda manifiesta en sus poemas posturas sin hacer manifiestos, poemas que parecen cuentos y que te dibujan con facilidad imágenes que aparecen con claridad mientras uno va leyendo, se posiciona siempre como mujer, como mujer disidente que desde fuera de la caja vive, siente y ama: 

[…] como la vez que nos besamos para despedirnos:

una mujer esperaba en el semáforo, nos vio y volteó la

cara para hacer como que no existíamos:

regresó para mirarnos otra vez.

entonces risas y más besos. te quiero.

que tengas buen día. […]

Muestra también las dinámicas de una relación entre mujeres, no solo la sexualidad, sino la complejidad que encierra una relación humano, una relación de dos humanas criadas mujeres con todos los matices que eso representa:

[…]

a las mujeres

nos enseñaron a anteponer

la felicidad ajena: tu

felicidad es mi felicidad.

no, la tuya es la mía,

no, la tuya.

pase usted

después de usted.

[…]

Y al mismo tiempo desenreda experiencias, la experiencia lésbica, la experiencia de ser una mujer que ama a otra públicamente, la experiencia de ser la mujer que ama a otra mujer en una familia donde se piensa diferente. En sus poemas tiene la facultad de llevarnos a memorias comunes para quienes nos identificamos con ella:

[…]

me daría mucha tristeza si mi hija

dijera que es homosexual o lencha o torta

o trans o lo que sea.

¿por qué?

porque sería infeliz

y entonces yo

sería infeliz también

dijeron las madres de todas nosotras.

[…]

Al mismo tiempo y desde una postura crítica cuestiona lo social, parece ser que oímos hablar a una amiga íntima sobre cuestiones que la aquejan mientras lee autoras que también han amado a mujeres o mientras lee autores que creen que saben cuando las mujeres se aman como amigas

[…]

shere hite se dio cuenta de que los investigadores

han formulado todo tipo de preguntas

por las razones equivocadas. diciendo a las mujeres

cómo deben sentir en vez de preguntarles

cómo se sienten ellas.

el problema es iniciar la investigación

conociendo a priori las conclusiones

ya sor juana lo sabía cuando refutó el sermón

del padre vieira.

es muy probable que vieira

nunca haya sabido nada de la respuesta

de la monja novohispana.

¿cómo explican ellos los poemas que le dedica

juana inés a la condesa de paredes?

esos poemas son una licencia poética

el discurso

de la época

estaba imitando

a sus contemporáneos.

[…]

Estancias que por ahora tienen luz y se abren al paisaje (Conarte, 2018)

Entre las muchas preguntas que Yolanda se planta en estos textos que forman parte de su libro estancias que por ahora tienen luz y se abren al paisaje (2018) se encuentran afirmaciones que parecen vagas, pero que resultan contundentes para visión del mundo, reflexiona exhaustivamente sobre lo íntimo y lo público, sobre la colectividad del placer y el deseo, de la decisión manifestarse desde la otredad. Un texto y una autora que nos lleva a reflexionar desde cualquier punto vista que las disidencias no son solo una bandera o un mes, no son solo erotizar un cuerpo y sexualizar una relación sino que son también una identidad que forma parte de una, y que una, como mujer, es compleja, íntima y pública, privada y política: 

[…]

¿es la disidencia sexual

un espacio estético

más que político?

[…]

[…]

¿existe

alguna forma

de encauzar el deseo

para generar el júbilo

en otras personas?

¿el porno?

[…]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.