Lun. Sep 26, 2022
1:09 pm

La influencia de México en la moda internacional

Columna por Ellie Rossebanks

“La identidad que tiene la vestimenta mexicana es algo muy representativo de la zona y el tiempo en el que se ha desarrollado”.


En este mes patrio he decidido dedicarle una columna a la visión de las y los diseñadores mexicanos que muy pocas veces son reconocidos, no haciendo referencia a marcas grandes, sino a diseñadores y diseñadoras anónimas que han influenciado las pasarelas que hemos visto a través de los años. Si bien México tiene una cultura rica y vasta en cuestiones de gastronomía (que es lo que más se le reconoce), también en cuestiones de moda, siendo uno de los mejores y mayores exponentes de moda regional y latinoamericana.

¿Qué es la moda?

Hablando con una amiga, llegamos a la conclusión de que en todo debemos desambiguar los términos si queremos hablar de cosas subjetivas o generales, tales como la historia e incluso conceptos definidos, es por ello que se debe hablar de la moda como un concepto que se tienen diferente y más hablando de una cultura tan grande como lo abarca la mexicana. Así que, determinando lo que es moda, podemos tomarlo desde varias corrientes, lo que nos dice la RAE (Real Academia Española) acerca de la definición: “gusto colectivo y cambiante en lo relativo a prendas de vestir y complementos”; o también lo que la Enciclopedia de Cuba (EcuRed) describe como “aquellas tendencias y géneros en masa que la gente adopta”, esto viniendo de gente hispanohablante y de instituciones; si quisiéramos otros puntos de vista más coloquiales tendríamos la descripción de ciertas personas en The Urban Dictionary: “un sentido del estilo que cambia de década en década, de siglo en siglo” o “el estilo o la costumbre imperante, como en la vestimenta o el comportamiento”.

Y sí, hay muchas definiciones de lo que puede o no puede ser moda, sin embargo, podemos llegar a la conclusión de que abarca una deixis, es decir, un espacio y un tiempo, es regional y por supuesto cultural, todo esto plasmado en una parte de la vestimenta, un pedazo de tela o una bolsa de cierto color a la que le damos cierto significado o valor dependiendo del contexto. 

Breve historia de la moda mexicana

La identidad que tiene la vestimenta mexicana es algo muy representativo de la zona y el tiempo en el que se ha desarrollado. La moda mexicana no empieza desde la conquista como muchos medios nos han hecho pensar, sino que inicia desde la época prehispánica en la que las mujeres vestían los huipiles junto con faldas llamadas “cueitl” y nelpilonis, prenda que va en la parte superior del cuerpo y que aún se usa en pueblos indígenas, mientras que los hombres usaban un tipo de truza que lleva por nombre “máxtlatl” y mantas por encima de ellas que se usaban desde el cuello hasta aproximadamente los tobillos; todo esto con telas hechas de algodón: material que se producía en la época.

Posteriormente, durante la colonización, las personas vestían acorde a su clase social que se definía por la “pureza de la raza”; entre menos mestizaje tuviera una persona, más europea vestía y más influencia tenía tanto en opinión como en vestimenta. Estas vestimentas varían demasiado por la cantidad de “razas” y clases sociales que existían, por supuesto que se tiene mayor registro de las clases sociales porque eran las que podían acceder a un servicio de pintura. De esta época nace la cultura de la China Poblana y el Charro, sin embargo, estos representaban a las clases mestizas, siendo el estándar, por primera vez y para quedarse, europeo.

Tiempo después llegaron las revistas y empresas extranjeras, empresas como Palacio de Hierro, que ofrecía vestidos y accesorios costosos que denotaban clase y poder, y revistas como Vanity Fair, que promocionaban dichas vestimentas y estilo de vida. La moda dejó de ser algo tan inaccesible (aunque, obviamente seguía y sigue siendo inaccesible para ciertas personas), ya que con las grandes empresas y marcas que manufacturaban, no se tenía que acudir a sastrerías o a modistas para obtener algo hecho a la medida. 

Así fue la llegada de la moda a un, ahora, México, todo venía desde el extranjero desde importaciones hasta personas de fuera que tenían mucho poder y capital por la naturaleza de su procedencia y su inmediato estatus social al llegar al país. 

La época que se puede tomar como más importante y originaria del país es la famosa Época de Oro o Época Dorada, esta tuvo lugar en los años 50 y normalmente es de donde nacen estas inspiraciones al diseñar, donde todo lo que se concibe como mexicano se define. Uno de estos íconos fue la llamada “Doña”, mejor conocida como María Félix, marcando la aspiración, y teniendo todavía tintes de eurocentrismo en sus vestimentas. Además, los medios masivos se centraban demasiado en estas personalidades del cine que terminaban trayendo todas las tendencias de otros lugares y adaptándolas a nuestra cultura y haciendo nacer a diseñadores y diseñadoras importantes. Uno de estos diseñadores fue Ramón Valdiosera, que llegó hasta exposiciones en Nueva York con el popular Rosa Mexicano, ese rosa que conocemos a la perfección al ser uno de los colores que adornan nuestra patria y naturaleza.

¿Cómo afecta la moda internacional?

Podríamos pensar que la moda mexicana no ha tenido un impacto real en la moda internacional, pero la verdad es que ese pensamiento estaría muy alejado de la realidad; México se ubica en el puesto 29 de países más influyentes del mundo, un buen lugar si vemos contra todos los países que se compite. Además, termina siendo uno de los mayores exportadores de textiles hacia Estados Unidos, una capital de la moda.

Esto puede ser por lo barato de las telas o la mano de obra tan sencilla; pero también se puede considerar el hecho de la tradición y artesanía que lamentablemente se han explotado en otros países por el hecho de no ser consideradas en México como un tesoro o un buen producto. 

Cada vez más podemos darnos cuenta del crecimiento de la moda pero también de cómo afecta, con el ya mencionado Rosa Mexicano o Mexican Pink que inspiró a Valentino a crear el propio, las escaramuzas del traje charro vistos en diseños de Dior en su colección Crucero 2019, los ponchos realizados por artesanos chiapanecos en las pasarelas de Michael Kors en el Spring-Summer de 2019. Louboutin con sus bolsas mexicanas hechas de algodón y más. 

Habría que cuestionarnos la razón de que la moda mexicana termine siendo más apreciada en el extranjero y teniendo en cuenta que hay personas que ya buscan apropiarse del estilo, sabiendo que el folclor y el amor que se le tiene al país termina siendo relativamente mayor en otros lugares.

Con esto concluimos que la moda mexicana es más que sólo Frida Kahlo (que no está mal, pero hay más allá) y que podemos disfrutar de algo único en nuestra región dándole el valor que merece cada artesana y artesano que fabrica, porque al final, terminan siendo diseñadores y diseñadoras anónimas que nos están brindando un estilo mundial para consumo local y extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.