Mar. Jul 5, 2022
1:26 am

Se inaugura en Roma el Museo dell’Arte Salvata


El nuevo museo cuenta con un objetivo: devolver las obras a sus lugares de origen.


Un museo concebido como lugar de tránsito, en el que las obras rescatadas del robo y la dispersión puedan ser conservadas y presentadas al público, antes de volver a sus emplazamientos originales. Esta es la misión del Museo dell’Arte Salvata (Museo de Arte Rescatado), recién inaugurado en Roma dentro del Museo Nazionale Romano (Museo Nacional Romano); en el Aula Ottagona -conocida como el Planetario- de las Termas de Diocleciano. 

Un lugar donde se cuentan las historias de los rescates de obras de arte. Desde las restituciones resultantes de la diplomacia cultural; de las investigaciones del Comando TPC de los Carabinieri; hasta el trabajo de los Cascos Azules de la cultura; así como las historias de los descubrimientos bajo los escombros de los terremotos; la recuperación de las obras robadas y las salvadas por la restauración realizada por el Instituto Central de Restauración (ICR). 

Es útil y necesario hacer que la gente vea y comprenda la labor de rescate de obras de arte del tráfico ilegal, el abandono y las catástrofes, dijo el ministro de Cultura, Dario Franceschini, durante la inauguración del nuevo museo. Por eso decidimos instalar el Museo dell’Arte Salvata en un lugar espléndido como la Sala Octogonal de las Termas de Diocleciano del Museo Nacional Romano. Proteger y valorizar estas riquezas -continuó Franceschini- es un deber institucional, pero también un compromiso moral: es necesario asumir esta responsabilidad frente a las generaciones futuras, para que puedan conservar, con estos testimonios, ese valor de identidad que les permite reconocerse en una historia cultural común.

Ánfora etrusca de figura negra con guerreros enfrentados en el vientre y ojos en el hombro. Finales del siglo VI a.C.

El museo se encuentra en la esquina occidental de las Termas, el Aula Ottagona, que es cuadrada en el exterior y octogonal en el interior; tiene una cúpula de ocho nervios, originalmente decorada con mármol y estuco. Se cree que el edificio, antiguamente, pudo ser utilizado como frigidarium menor. En 1983, el Aula, así como todo el Museo Nacional Romano, se sometió a trabajos de restauración basados en un proyecto del arquitecto Giovanni Bulian, que preveía la unión del Aula con el complejo de las Termas. 

Este proyecto se llevará a cabo ahora con la apertura del museo, con el objetivo de crear “una isla de cultura” en el centro de Roma. La disposición del nuevo museo está formada por vitrinas y paneles modulares, para permitir una disposición y exhibición diferente de las obras de vez en cuando, concebida esta última como dinámica: el museo está siempre dispuesto a acoger nuevas obras maestras rescatadas, y a dejar “ir” las que están listas para volver a sus ubicaciones originales.

Con motivo de su inauguración, el Museo de Arte Rescatado presenta al público una exposición de obras recientemente recuperadas por el Departamento Operativo del TPC. En concreto un corpus de piezas arqueológicas traídas de Estados Unidos entre diciembre de 2021 y los últimos días. Entre ellos se encuentran artefactos del siglo VII a.C. procedentes del sur de Etruria y del Lacio, como la Giara (pithos), de producción etrusca (Cerveteri) con una escena mitológica del cegamiento de Polifemo y animales; y la crátera ceremonial del norte del Lacio (Crustumerium) con aves acuáticas. 

Placa con dos asas de figuras rojas de producción apuliana con Eros saliendo de una flor. Hacia mediados del siglo IV a.C.

También se exponen ánforas de la segunda mitad del siglo VI a.C. con escenas figurativas; cerámicas de necrópolis etruscas de los siglos VI y V a.C., como la copa ática de figuras rojas (kylix) con Dionisio (en el interior) y sátiros con ménades (en el exterior); y cráteras y platos de figuras negras y rojas de la segunda mitad del siglo V a la primera mitad del siglo IV a.C. 

Al final de la exposición (hasta el 15 de octubre de 2022), gracias a la coordinación con la Dirección General de Arqueología, Bellas Artes y Paisaje y el Director General de Museos Estatales Massimo Osanna, se colocarán entre el Museo Nacional Romano, el Museo Arqueológico Nacional de Taranto y el Museo Arqueológico Nacional de Cerite dentro del Parque Arqueológico de Cerveteri y Tarquinia. 

Entre los cientos de obras que el Departamento Operativo del TPC ha traído de Estados Unidos en 2021, destaca una serie de cerámicas votivas y arquitectónicas y terracotas de diferentes culturas del centro y sur de Italia prerromana, destaca Massimo Osanna. La primera exposición que se presenta en el Museo de Arte Salvado, en el Aula Ottagona de las Termas de Diocleciano, está dedicada a una selección de estos importantes materiales y constituye la primera etapa de un camino de investigación y valorización que devolverá, tras la exposición, las obras a sus territorios de origen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.